La presidenta en funciones y candidata a la investidura a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado una bajada de las tasas universitarias del 20% en los estudios de grado y del 30% en másteres habilitantes para el curso 2022/23. Un total de 188.000 estudiantes se beneficiarán de ella en todas las universidades públicas de la región en unos precios que están congelados por el Ejecutivo autonómico desde el curso 2019/20 tras varios años sucesivos aplicando rebajas.

Esta medida, adelantada por Díaz Ayuso en el pleno que se celebra en la Asamblea de Madrid, tiene como objetivo que la universidad siga siendo un espacio para la igualdad de oportunidades y el reconocimiento del mérito y el esfuerzo.

La bajada beneficiará a cerca de 179.000 estudiantes de Grado y a más de 9.200 alumnos de Máster matriculados en alguna de las 6 universidades públicas de la Comunidad de Madrid. El Ejecutivo madrileño invertirá 44 millones de euros euros en hacer efectiva esta iniciativa que se traducirá en una reducción media de entre 1.072 y 1.310 euros en los grados, dependiendo de la especialidad, y de entre 439 y 4.848 euros en función del tipo de máster.

Del mismo modo, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha asegurado durante su intervención que se intensificará la política de becas enfocada directamente a los estudiantes con menos recursos y, también, al reconocimiento de la excelencia.

En este sentido, el Ejecutivo regional invierte 6,7 millones en las Becas de Excelencia, unas ayudas que incentivan a los alumnos con rendimiento académico excelente o a quien inicie o continúe sus estudios superiores dentro de un entorno de alta exigencia. Un total de 3.215 alumnos universitarios y de enseñanzas artísticas superiores se benefician de estas becas propias.

También se continúan potenciando las Becas Socioeconómicas, que cuentan con una dotación de 3 millones de euros y cerca de 2.700 beneficiarios. Se trata de un programa que tiene como objetivo favorecer el acceso a la universidad a los alumnos que se encuentren en situaciones socioeconómicas más desfavorables.

La Comunidad de Madrid continúa, asimismo, con su apuesta por el fomento de la igualdad de oportunidades de los alumnos con discapacidad y su integración en la sociedad con unas ayudas a las que destina 300.000 euros y que suponen hasta los 1.500 euros por alumno, variando en función del grado de discapacidad.