El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, presentó la mañana de ayer en La Nave de Villaverde los ejes, objetivos y principales proyectos del ambicioso plan estratégico que marcará el rumbo de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) hasta 2025. El regidor madrileño ha anunciado que el Ayuntamiento destinará una inversión histórica de 1.001,8 millones de euros desde 2021 hasta 2025 para la revolución tecnológica de la empresa pública. "Este plan supone la transformación de la empresa" que permitirá "garantizar a los ciudadanos un transporte público sostenible, seguro, integrado e innovador", ha asegurado.

Almeida se ha mostrado orgulloso de la EMT "como el resto de los madrileños" por ser una empresa pública con una trayectoria de 75 años a la que considera "una fortaleza que permite prestar servicios esenciales orientados al interés general" al tiempo que posiciona a Madrid "como empresa líder en movilidad sostenible y referente de los diferentes modos de movilidad".

Acompañado por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, y el director gerente de la EMT, Alfonso Sánchez, el alcalde ha recordado que la EMT es una empresa modelo en la prestación de servicios de movilidad y sobre ella pivota la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 para situar a la empresa a la vanguardia de la movilidad sostenible. En este sentido, la proyección económico-financiera del Plan Estratégico 2021-2025 posiciona a la EMT como el organismo público de referencia tanto a nivel nacional como europeo para la prestación de servicios de movilidad sostenible.

Los objetivos corporativos definidos en el plan marcan la estrategia de una organización energéticamente sostenible y eficiente, orientada hacia el cliente y a la excelencia en todos sus servicios, innovadora tecnológicamente, profundamente digital, financieramente sostenible y diversificada.

Cinco anualidades

El plan de inversión se divide en cinco anualidades de 141,8 millones de euros en 2021; 215,5 en 2022; 222,3 en 2023; 247,2 en 2024, y 175 en 2025. Del total de la inversión, 534,7 millones de euros se dedicarán a la adquisición de una flota de autobuses sostenible y eficiente: 131,7 millones a construcciones y 158,2 a instalaciones técnicas innovadoras que permitirán mejorar el servicio a la ciudad y al cliente. Más de 177,2 millones de euros se destinarán al resto de inversiones.

Dentro de las principales magnitudes económicas, destaca la proyección con evolución creciente de los ingresos operativos, que pasarían de 628,7 millones de euros en 2021 a 755 en 2025. Igualmente, el EBITDA (beneficio bruto de explotación antes de deducir los gastos financieros) tendría una trayectoria ascendente desde este año, con 15 millones de euros, hasta 2025, con 58,9 millones, lo que muestra la capacidad operativa de la empresa municipal para generar un beneficio bruto de explotación positivo.

Un profundo trabajo de análisis interno y del entorno

El Plan Estratégico 2021-2025 ha conllevado un exhaustivo trabajo de análisis interno de la organización: de sus principales activos (sus más de 9.800 empleados, sus flotas e infraestructuras), de sus principales resultados financieros (una evolución que destaca por la solidez y estabilidad en la que los ingresos mantienen el crecimiento), así como del papel fundamental que la empresa representa en la movilidad de la ciudad de Madrid. En 2019, fue responsable del 29 % de los desplazamientos en transporte público. Las capacidades actuales de la EMT le permiten afrontar su futuro con una confianza cimentada en un posicionamiento sólido y multidisciplinar.

El documento también realiza un pormenorizado análisis actual y de tendencias en el transporte y la movilidad, teniendo en cuenta el entorno político, económico, sociocultural y tecnológico, así como el contexto legal y normativo. La movilidad es uno de los sectores que está viviendo una transformación vertiginosa en la última década y las tendencias se orientan a la sostenibilidad, digitalización, conectividad, mejora de la experiencia del cliente y auge de nuevos modos de transporte como la movilidad compartida.

Este análisis también incide en el posicionamiento de la EMT frente a empresas similares y realiza un análisis sobre el marco general de la movilidad en la ciudad de Madrid, así como del impacto que la COVID-19 ha tenido en la reducción de los desplazamientos. Con estos datos se han realizado proyecciones de diferentes escenarios de recuperación de la demanda por servicios. El contexto de la movilidad sitúa a la EMT en una posición idónea para establecer una estrategia diferencial y de liderazgo que dé respuesta a las necesidades de la ciudad.

Propósito, objetivos y ejes estratégicos

La formulación estratégica del plan, que define el propósito de la EMT como empresa pública al servicio de la ciudad de Madrid y como referente e integrador de la movilidad sostenible, le adjudica cuatro objetivos corporativos: ser una empresa verde y descarbonizada con un modelo energéticamente sostenible; potenciar la orientación al cliente desde la excelencia; garantizar la sostenibilidad financiera y el crecimiento a través de nuevos negocios e impulsar la transformación digital.

Estos retos se asientan en ocho ejes que engloban la estrategia de la empresa: operaciones; infraestructuras; personas; financiación, inversiones y mejora de la eficiencia; sostenibilidad y responsabilidad social corporativa; cliente; tecnología e innovación, y desarrollo de negocio, diversificación y alianzas. Para cada uno de estos ejes se ha trabajado en objetivos estratégicos particularizados.

Tras este ejercicio teórico, el plan identifica tres ámbitos de actuación concretos; los proyectos para el desarrollo de los negocios actuales (autobús, aparcamientos, BiciMAD, grúas y el servicio de publicidad y desarrollo de negocio), los proyectos definidos para la diversificación hacia nuevos negocios analizando potenciales nuevos mercados y los proyectos definidos para la mejora de la eficiencia interna.

Negocios actuales, diversificación y eficiencia interna: 24 proyectos

El servicio de autobús deberá estar preparado para dar respuesta al incremento de la demanda, la optimización de las operaciones, el desarrollo de nuevas tecnologías, la transformación de la flota y el desarrollo de nuevos servicios de transporte como las redes de bus de alta capacidad.

El plan contempla la definición y construcción de los centros de operaciones del futuro, abordando proyectos como el nuevo centro de Las Tablas para autobuses de bajas emisiones y concebido en su diseño bajo criterios medioambientales. También destaca el proyecto de La Elipa, que se convertirá en el centro de referencia para gestión de flota 100 % eléctrica, acogerá 318 autobuses y su cubierta albergará una gran instalación fotovoltaica que será un ejemplo de eficiencia energética. Los centros de Carabanchel, Entrevías y Sanchinarro también habrán sido transformados y adaptados en 2025 a las nuevas necesidades de la operación bajo criterios de sostenibilidad y eficiencia.

Para BiciMAD, el sistema público de bicicleta eléctrica de Madrid, se prevé una remodelación basada en cuatro grandes iniciativas: la ampliación geográfica, la trasformación tecnológica, la orientación hacia nuevos clientes B2B y la reubicación de las actuales instalaciones.

Aparcamientos y otras explotaciones

En el caso de los aparcamientos, se plantea una transformación en tres ejes: trasformación de la línea de negocio, incorporación de nuevos aparcamientos e incorporación de nuevos servicios que conviertan estas instalaciones en verdaderos hubs de movilidad.

En el servicio de grúa, el objetivo es la optimización y mejora de la eficiencia operativa y Teleférico impulsará el uso de esta infraestructura histórica con el desarrollo y puesta en marcha de un plan comercial especializado.

El plan confiere un especial impulso al servicio de publicidad y desarrollo de negocio con las licitaciones de patrocinio de diferentes servicios y desarrollando nuevas oportunidades de introducción de publicidad en línea con la transformación tecnológica del servicio de autobús.

La actividad de consultoría, por su parte, se plantea el objetivo de reorganizar y expandir la cartera de servicios de la empresa municipal en áreas como la tecnología aplicada a la movilidad, la accesibilidad, el desarrollo de soluciones energéticas o la operación de otros servicios de movilidad.

El plan estratégico también dedica un considerable esfuerzo al análisis de las diferentes posibilidades de diversificación para la empresa municipal como opciones de movilidad eléctrica y compartida, carga eléctrica, gas natural, hidrógeno verde o potencial desarrollo inmobiliario.

Finalmente, la mejora de la eficiencia interna facilitará que la EMT sea una organización más ágil, eficiente y orientada a resultados. Se han aplicado sus principios en áreas como el mantenimiento, la explotación, las infraestructuras, la eficiencia energética, la relación con el empleado, la eficacia económica-financiera, los modelos de gobierno, la experiencia cliente y el posicionamiento institucional.

Este trabajo final se ha plasmado en la definición de 24 proyectos estratégicos que responden a todos los retos y necesidades de la organización y las actuales tendencias de movilidad. Un trabajo que, sostenido hasta 2025, conseguirá que la EMT, como empresa pública al servicio de la ciudad de Madrid y con el valor que aporta su equipo humano de profesionales, consiga su objetivo: posicionarse en sostenibilidad, eficiencia, economía circular, orientación al cliente, sostenibilidad financiera, diversificación, innovación y transformación digital.