Recientemente VOX ha anunciado la creación de un nuevo sindicato independiente, Solidaridad, que, apoyándose únicamente en las cuotas de los afiliados, defienda sus intereses, lejos de espurios intereses partidistas y/o sindicalistas. 
 
En España hay dos pseudo sindicatos (U.G.T - CC.OO) que son meros transmisores de las directrices de la PSOE y del extinto PCE-IU. No subsisten por las cuotas de sus afiliados si no por las espléndidas subvenciones de los sucesivos gobiernos PSOE-PP, y que junto a la "patronal empresarial" escenifican, de vez en cuando, que se llevan muy mal con el gobierno de turno para firmar, acto seguido, el acuerdo de marras generosamente regado con dinero público. 
 
La pervivencia de estos pseudo sindicatos se debe a su capacidad de "colocar" a sus "fieles" y porque en sus mortecinas estructuras, todavía, existen algunos representantes cuya capacidad de liderazgo y coherencia ética proyectan una imagen, de sus organizaciones, infinitamente más noble que su realidad. Porque la estructura directiva y jerárquica de estos lacayos sindicatos, U.G.T-CC.OO, padece una necrosis total, la defensa de los intereses de los trabajadores es nula, su filiación socialpodemita y secesionista total y solo el aliento vital del dinero público las mantiene en pie.
 
Que me corrija algún lector si me equivoco, pero U.S.O. ostenta esa dignidad sindical de existir gracias a las cuotas de sus afiliados y de defender sus intereses ajenos a cualquier sumisión política. Teniendo esos elementos capitales en común, considero que debían aunar esfuerzos y estructuras, con Solidaridad, para tener un peso significativo en el ámbito sindical.
 
En Intereconomia TV colabora, con cierta frecuencia. D. José Luis Fernández Santillana de USO, y siempre me ha parecido una persona de muy buen juicio y criterio independiente y solvente. Creo que aprovechar esa dilatada experiencia sindical de USO, unida a su capilaridad en el ámbito obrero en toda España podía "maridar"  perfectamente con el tirón y presencia social de VOX. 
 
Por otro lado, está la A.T.A., que tan buena labor esta realizando entre los trabajadores Autónomos, y cuya independencia de los poderes políticos también está acreditada. Como los anteriores "vive" de las cuotas de sus afiliados y como he dicho antes esos ejes vertebradores son, para mi, suficientes para luchar juntos porque sus objetivos principales y funcionales coinciden. 
 
Siempre he considerado que ponerse "divinos" va ligado a personas, y organizaciones, endogamicas y ególatras. Si existe buena voluntad siempre hay fórmulas para "compactar" alternativas ya existentes, con otras de nueva aparición, que permitan, en base a unos objetivos y formas de operar compartidas , materializar los Acuerdos de colaboración y/o fusión precisos, para triturar esta nefasta dictadura sindical y empresarial que padecemos desde hace 40 años. 
 
Con la que está cayendo aunar esfuerzos nobles es casi una exigencia cívica, y supondría un importante apoyo al rearme social tan necesario ante tanto desatino y corrupción política, sindical y empresarial.