Una patrulla de la Guardia Civil de Lozoyuela localizaba en sus labores habituales de seguridad ciudadana un nave industrial cerrada pero con síntomas de actividad. Tras vigilar los movimientos de la nave constataron la asistencia regular de varias personas y descubrieron que contaban con medidas de seguridad como un circuito cerrado de televisión para eludir la acción policial.

La investigación terminó identificando a los encargados del mantenimiento de la plantación y la localización de sus domicilios. Desde uno de ellos se fraguaban las ventas de la sustancia.

 

En el registro localizaron una plantación de grandes dimensiones,perfectamente acondicionada con sistema de riego y luz artificial, así como utensilios para fomentar su crecimiento. En la nave fueron intervenidas 800 plantas y 450 se encontraban en el domicilio de los detenidos. También se intervinieron dos armas y se comprobó que habían manipulado los contadores de suministro eléctrico conectándose a la red general para evitar el elevado coste de consumo.

 

Los cuatro detenidos, todos de nacionalidad española, son integrantes de una misma familia y vecinos de Lozoyuela. Se enfrentan a una acusación por delitos de cultivo y elaboración de drogas, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico.

 

FUENTE: http://cadenaser.com/emisora/2016/05/12/ser_madrid_norte/1463049638_706985.html