En los últimos días del mes de julio, y con objeto de atender los servicios médicos de las Milicias de Canales del Lozoya, destacadas en los embalses, se montó, por orden del Delegado de la República en Canales, el primer Hospital de sangre, en la casa de Canales, en Manjirón, ocupando la planta baja de la misma, en la cual quedaron instaladas diez camas, sala de operaciones y demás servicios.

Por todo personal se disponía de un médico cirujano, un practicante y tres mujeres del pueblo en calidad de enfermeras provisionales. Hay que señalar que este Hospital fue el primero que se instaló en el frente de Somosierra, y que por aquel tiempo era el mejor instalado. Al cabo de de dos semanas, como se viera que resultaba insuficiente, se amplió su capacidad a un total de 20 camas y se llevaron de Madrid dos enfermeras para que las enfermerías fueran atendidas debidamente.  

En estos primeros tiempos se hicieron múltiples intervenciones de urgencia, especialmente extracción de proyectiles, tratamiento de fracturas y primeras curas a heridos.

Después y en virtud de la reorganización de la sanidad en el sector de Somosierra, quedó como Hospital de evacuación para el sector Paredes-Puentes Viejas. Conviene señalar que, además, se atendía al pueblo de Manjirón, así como a todo el personal de Canales en embalses y a sus respectivas familias.

En el mes de septiembre, a requerimiento del Mando de sector, Canales amplió el Hospital a 50 camas de capacidad y se le destinó para el tratamiento de enfermos recuperables, o sea para aquellos cuyas enfermedades o heridas se calculaba estarían curadas antes de una semana.

Como el personal era entonces insuficiente, se aumentó, quedando la plantilla del mismo del modo siguiente: Dos médicos, de Canales; un practicante, dos enfermeros, siete enfermeras, un conductor y cinco mujeres del pueblo para servicios de limpieza y auxiliares.

Hay que señalar que guerra sólo siniestraba la alimentación y una pequeñísima cantidad de la farmacia. A excepción de algunos donativos, todos los gastos y suministros han corrido por cuenta de Canales del Lozoya.

El personal ha trabajado con gran celo e interés, no habiendo habido nunca necesidad de imponer la más leve sanción.

Del rendimiento del Hospital dará idea la enorme cifra de 1.192 enfermos atendidos en el mismo; de esta cifra está descontada la d enfermos del pueblo de Manjirón (92). Como prueba del buen funcionamiento y organización del Hospital podemos señalar que cuando el mando ordenó su evacuación, ésta se hizo ordenadamente, en menos de dos horas. Además ha existido un libro de reclamaciones para los enfermos, el cual nunca ha sido utilizado.

De la última visita del jefe de Sanidad Militar de la Primera División, éste felicitó al personal, proclamando que era el mejor Hospital del sector.

Datos estadísticos más importantes de este  Hospital, reunidos al terminar su actuación en 1 de marzo de 1937 por nueva reorganización de los servicios sanitarios del sector.

GASTADO POR CANALES:

Víveres especiales, medicamentos etc. 4.938.05 pts. Enseres 5.920; haberes personal facultativo 7.186.95: iden subalterno 1.162: total 19.207 pesetas.

ESTADÍSTICA DE LOS ENFERMOS ATENDIDOS EN ESTE HOSPITAL DESDE EL DÍA 28 DE JULIO DE 1936 HASTA EL DÍA 13 DE MARZO DE 1937.

Heridos 192; fractura, luxaciones, distensiones 58; quemaduras 11; heridos por mordedura 4; edemas de picadura 10; hernias 10; lumbago de esfuerzo 18; enfermos de pulmón y corazón 193; enfermos de procesos gripales 199; afecciones del intestino con fiebre tifoidea 90; estómago 37; recto y ano 11; hígado y vías biliares 5; abdomen agudo 6; riñón y vejiga 13; garganta, nariz y oídos 65; boca y dientes 31; ojos 32; sífilis blenorragia y venéreas 48; enfermedades de la piel 50; reumatismo 43; nervios y mentales 42; procesos ganglionares 8; fiebre tifoidea 3; sin calificación 3: total enfermos 1.183. De esta cifra hay que descontar 92 enfermos pertenecientes a la población civil, siendo el resto militares o asimilados.

El Hospital ha prestado excelentes servicios a nuestros milicianos, a la población civil de Manjirón, Cinco Villas y Puentes Viejas, así como al destacamento de todo aquel sector. Ha dirigido el hospital el Dr. Roca de la Mata con el auxilio en distintas fechas por los Dres. Camacha y Barrios y los practicantes señores Bárcenas y González.

FUENTES

CANALES DEL LOZOYA Aportación a la guerra

Captura_de_pantalla_2017-09-17_a_las_13.10.06

Captura_de_pantalla_2017-09-17_a_las_13.10.18