Si deseas pedir dinero prestado y devolver una cantidad fija cada mes, un préstamo personal es una excelente opción. Los préstamos personales son otorgados por un banco u otro tipo de entidad financiera que no están asegurados contra ningún activo, como por ejemplo tu vivienda.

Los préstamos personales ofrecen las ventajas de ser más económicos en promedio que la alternativa más cercana (tarjetas de créditos), así como también son ventajosos porque otorgan disciplina a través de un calendario de pagos.

Muchos préstamos personales le permiten al prestatario hacer pagos adicionales. Esto significa que cada vez que pagues un monto mayor al pago mínimo requerido se acorta la vida del préstamo, así como el costo total.

Además, con el auge de la Internet, se encuentra disponible la alternativa de solicitar un préstamo personal de la forma más sencilla posible, siendo inclusive mucho más accesible y fácil de obtener que los préstamos de los bancos. De este modo, se han convertido en una manera muy innovadora de solicitar préstamos personales.

 

Ventajas de los préstamos personales

 

Los préstamos personales pueden resultarte muy ventajosos en comparación con otras alternativas de financiamiento de dinero. Entre las ventajas que proporciona un préstamo personal se encuentran:

  • Plazo de pago más largo: La mayoría de los préstamos personales tienen plazos de amortización de dos a cinco años, pero algunos proveedores pueden ofrecerte hasta plazos aún más prolongados.

 

  • Calendario de reembolso predecible: Los préstamos personales son préstamos a plazos con tasas de interés fijas, plazos de pago y pagos mensuales. En el momento de la aprobación, aprenderás con precisión cuánto deberás pagar cada mes, cuántos pagos mensuales deberás realizar y el costo total de tus intereses durante la vigencia del préstamo.

 

  • Fácil de administrar: Un préstamo personal único de tasa fija financiado en una suma global es mucho más fácil de administrar que las cuentas de múltiples tarjetas de crédito con diferentes límites de gastos, tasas de intereses, fechas de vencimiento de pago y políticas del emisor.

 

  • Tasa de interés más baja: Las tasas de interés de préstamos personales son típicamente más bajas que las tasas de interés de tarjetas de crédito para prestatarios. Sin lugar a dudas, esta es una ventaja muy destacable.

Consejos para obtener un préstamo personal

 

Antes de solicitar un préstamo personal es importante que tengas en cuenta algunos factores para que la solicitud sea todo un éxito. Para lograrlo, se aconseja lo siguiente:

  • Organiza el papeleo: Previamente al proceso de solicitud, asegúrate de tener toda la documentación que necesitarás lista para comenzar. Diferentes prestamistas pueden tener requisitos distintos de documentación, así que comunícate con tu prestamista con anticipación y obtén una lista de verificación de los elementos que se necesitan para procesar tu solicitud.

 

  • Sé consciente de tu capacidad para pagar: Por lo general, los prestamistas evaluarán tu capacidad para pagar un préstamo en función de tus ingresos, gastos y otros factores, como las deudas pendientes. Es importante que comprendas tu capacidad para pagar, piensa en cosas como si tus ingresos podrían cambiar en el futuro cercano como resultado de un cambio en el trabajo, por ejemplo, o si esperas que aumenten tus gastos significativamente por alguna razón. Sé realista contigo mismo sobre lo que puedes pagar para evitar problemas de incumplimiento de pago.

 

  • Solicita solo lo que necesitas: Sé honesto en tu solicitud, eso incluye explicar por qué necesitas la cantidad específica de dinero que estás solicitando. Una buena manera de maximizar tus posibilidades de aprobación es demostrar que estás pidiendo prestado justamente lo que necesitas.

 

  • Obtén un informe de crédito actualizado: Tu informe de crédito contiene información sobre cualquier consulta de préstamo que hayas realizado en el pasado, tus proveedores de crédito, cualquier deuda seria, infracción de crédito e incumplimiento de pagos. Según tu historial crediticio, se te otorga un puntaje crediticio que usualmente los prestamistas utilizan para evaluar tu solicitud de préstamo personal.