Soto del Real aprueba suspender y retrasar el cobro de impuestos a los vecinos durante el Estado de Alarma. El Ayuntamiento ha adoptado dentro del plan de lucha contra el coronavirus una primera media fiscal extraordinaria y urgente para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. Entre estas medidas de carácter tributario se encuentra la suspensión del cobro de impuestos o la ampliación del plazo de pago a los vecinos, autónomos y empresas del municipio.

-Ampliación del 1º plazo de pago voluntario del IBI (Impuesto de bienes inmuebles): del 30 de abril se aplaza al 30 de mayo.

-Ampliación del plazo de pago del IVTM (Impuesto de vehículos de tracción mecánica): del 31 de mayo se aplaza al 30 de junio.

-Suspensión de la Tasa de Basuras para bares, restaurantes, locales y comercios afectados, hasta que se conozca el alcance del Estado de Alarma actual.

-Suspensión de la Tasa por ocupación de suelo público para terrazas de bares y restaurantes hasta que se conozca el alcance del Estado de Alarma actual.

-Suspensión de aplazamientos y fraccionamientos (se suspende el plazo del mes de abril).

“Con esta primera medida fiscal queremos ayudar estos meses a la economía familiar de los vecinos y de los negocios locales, que están pasando una situación económica complicada. El ayuntamiento ha podido tomar estas medidas al disponer de una buena situación económica, una vez eliminada totalmente la deuda municipal y obtenido de nuevo un superávit de 2,7 millones de euros en 2019” concluye Juan Lobato, alcalde de Soto del Real.