El desarrollo digital y la innovación tecnológica han entrado con fuerza en España durante las últimas dos décadas, algo que afecta directamente a todos los ámbitos de nuestra vida. Sin embargo, la influencia de estos dos factores es fundamental en el plano económico, ya que ha democratizado todavía más algunas actividades como la inversión.

Un usuario con cualquier dispositivo móvil con conexión a Internet puede comprar e invertir en ethereum, ya que tiene a su alcance toda la información necesaria y puede acceder a ella de forma totalmente gratuita. Además, en este tipo de plataformas encontrará perfiles especializados que le pueden ayudar en la toma de decisiones, al mismo tiempo que puede adaptar otras estrategias de éxito que circulan a través de la red.

Esta realidad se debe a un nuevo sistema financiero, que ha llegado para quedarse y que ofrece muchas garantías de éxito a corto plazo. De hecho, a pesar de sus subidas y bajadas, que suelen captar todos los focos mediáticos, no deja de aumentar el número de personas que se deciden a comerciar este tipo de activos.

La Comunidad de Madrid como principal referente

España es uno de los países de referencia en este ámbito, aunque todavía queda mucho camino por delante si queremos compararnos con otras potencias en este ámbito. Aun así, hay regiones que están realizando grandes esfuerzos para estar a la altura de otras capitales europeas, generando estrategias coordinadas entre la administración pública y el sector privado para ofrecer las condiciones necesarias para invertir a todos los niveles.

El caso más llamativo es el de la Comunidad de Madrid, que ha impulsado el emprendimiento hasta niveles récord en los últimos años tras apostar sin reparos por la digitalización como seña de identidad. Esto ha convertido a la capital española en uno de los hubs tecnológicos más importantes del sur de Europa, al mismo tiempo que ha allanado el camino para que las principales empresas del planeta quieran estar presentes en la región.

La Unión Europea (UE) corrobora este proceso, debido a que ha elegido a la Comunidad de Madrid como supervisora para coordinar la digitalización de las empresas a nivel local, nacional y continental. Este respaldo pone de manifiesto que se está avanzando en la buena dirección, algo que también corroboran los datos de crecimiento económico en la capital, de captación de inversión extranjera o de generación de empleo.

La inversión extranjera gana peso de forma transversal

De este modo, no es de extrañar que la Comunidad de Madrid lidere la inversión extranjera durante el primer trimestre de 2022, llegando a acaparar el 70 % de esta actividad e incrementando esta cifra en un 115,4 % según los datos ofrecidos por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El factor digital es clave para la inversión en España, tanto al hablar de una actividad común de cualquier usuario como al abordar los movimientos de las multinacionales. De este modo, Madrid encabeza un proceso imparable, que cada vez suma más adeptos y que supone un avance fundamental tanto a nivel económico como social.