El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado por la concejala delegada de Turismo, Almudena Maíllo, ha participado ayer al mediodía en el acto de apertura del Hotel Mandarín Oriental Ritz tras su reciente rehabilitación integral, en donde ha lanzado un mensaje al mundo: "estamos vivos, estamos aguantando la pandemia y estamos trabajando desde las instituciones para recuperar el futuro lo antes posible con la ayuda de la sociedad y las empresas".

Almeida ha recordado que antes de la pandemia la ciudad de Madrid estaba "en una situación privilegiada, con diez millones de visitantes al año y un gasto de más 270 euros per cápita" y confía en que aperturas como la del Hotel Ritz permitan "seguir potenciando la imagen de Madrid en el exterior como un destino turístico de excelencia, al que vienen los visitantes atraídos por el carácter abierto de los madrileños, la gastronomía, la cultura y el turismo de compras".

El alcalde se ha congratulado de que  la ciudad recupere "uno de los grandes iconos de Madrid y punto de referencia inexcusable de su vida social y cultural" y de que los madrileños puedan disfrutar de la reforma arquitectónica llevada a cabo por Rafael de la Hoz y de la gastronomía de la mano del chef Quique Dacosta.