El verano suele ser una de las temporadas en las que más dinero gastamos. El buen tiempo, las vacaciones y las ganas de salir de casa parecen conspirar en contra de los ahorros. Sin embargo, hay formas de economizar sin dejar de disfrutar de la temporada estival. HelpMyCash.com, comparador de productos financieros español, recomienda algunos trucos para ahorrar en el día a día para que nuestro bolsillo sobreviva a las vacaciones de verano. 

Prepara un presupuesto y ajusta los gastos

Antes de elegir un destino o un plan para las vacaciones es importante determinar un presupuesto y ser realista con los planes. Fijar un importe máximo por gastar en cada apartado (transporte, alojamiento, alimentación, etc.) puede ser útil cuando el presupuesto es muy ajustado. Una buena alternativa para salir de viaje y gastar poco es quedarse en casa de amigos o familiares. Así se podrá ahorrar en el alojamiento y hacer turismo con una persona local. Si esta no es una opción viable, siempre se puede economizar reservando un alojamiento con cocina que nos permita alimentarnos sin gastar en restaurantes. 

Financiar las vacaciones de verano y aplazar los pagos varios meses puede no ser una buena decisión financiera, según los expertos de HelpMyCash, sobre todo si la deuda se alarga en exceso, ya que los intereses supondrán un sobrecoste importante y el pago de las cuotas podría solaparse con las próximas vacaciones.

Aprovecha los descuentos de las tarjetas bancarias

Si una vez elaborado el presupuesto se ha previsto pagar alojamiento, no está de más explorar los descuentos que ofrecen los bancos de los que somos clientes. Vale la pena tomarse el tiempo de conocer los descuentos a los que podemos acceder y, sobre todo, la letra pequeña para saber cómo aprovecharlos.

Por ejemplo, imagin ofrece un 4% de descuento en Booking. Los clientes de Openbank también pueden ahorrar al reservar sus estancias a través de Booking, además de obtener descuentos en marcas como Pangea, Barceló o Mundiplus, entre otras.

La tarjeta de crédito WiZink Me, por su parte, devuelve el 3% del importe de las compras con un máximo de seis euros al mes. El cliente deberá escoger dos categorías de las cuatro disponibles (ocio, moda, alimentación o viajes) en las que quiere disfrutar de los descuentos. Y entre las compras con derecho a bonificación se encuentran las efectuadas en aerolíneas como Iberia, Vueling o RyanAir, entre otras, alquileres de vehículos (Avis, Europcar…), Renfe, alojamientos o agencias de viaje.

Elige una tarjeta sin comisiones o con cambio de divisa gratuito

Si se viaja fuera del país, vale la pena tomarse el tiempo de buscar una tarjeta que tenga buenas condiciones en el momento de aplicar el cambio de divisa o de retirar dinero en cajeros. Los principales bancos españoles suelen cobrar un 3% al pagar con la tarjeta en otra divisa. No obstante, algunos bancos no cobran gastos por cambiar de divisa, una ventaja si se viaja fuera de la eurozona.

Por otra parte, la mayoría de las entidades cobran comisiones cuando se saca dinero fuera de España o de la Unión Europea, pero hay excepciones. Por ejemplo, Banco Mediolanum no cobra comisiones por retirar efectivo en cualquier cajero del mundo siempre y cuando no se superen las 52 retiradas anuales.

Con la cuenta sin comisiones de N26 se pueden realizar hasta tres retiradas gratuitas al mes en toda la zona euro. Y si se hacen compras en otra divisa y se paga con la tarjeta, se aplica la tasa de cambio que ofrece Mastercard.

El neobanco Revolut permite retirar hasta 200 euros gratis al mes, con un máximo de cinco reintegros, en cualquier cajero del mundo. Y para pagos en otras divisas se aplica el cambio interbancario.

Ahorra al repostar si viajas en coche

Los que se desplazan en coche podrán ahorrar durante los viajes en carretera si conocen los descuentos asociados a las tarjetas que llevan en la cartera. Los clientes de Abanca, por ejemplo, tienen un descuento del 2% siempre que reposten en las estaciones de Galp y paguen con su tarjeta de débito. En cambio, aquellos que tengan la cuenta Nómina de ING podrán obtener un descuento del 3% tanto en Galp como en Shell. Otras entidades como bankintercard o Carrefour también traen vinculados diferentes descuentos, de manera que si se tiene un plástico de estas entidades, no está de más revisar qué acuerdos tienen con las estaciones de servicio.