Fernando Santiago, Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos de España. "Prevemos que haya una gran cantidad de despidos en los próximos meses". Por un lado unos 250.000 trabajadores, posiblemente más, se irán a la puta calle de aquí hasta el 31 de diciembre. Agreguen otros 150.000 empleados a cargo de trabajadores por cuenta propia, ya que, según Santiago, "por cada dos autónomos que caen, se destruye un puesto de trabajo" y la previsión es que desaparezcan hasta 300.000 negocios.

Lo peor está por llegar

En principio, cuando estalla el pufo de la falsa pandemia, las empresas se acogieron a los primeros expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Hoy, todo ello comienza a difuminarse. La escabechina que nos aguarda es brutal. Pero, obviamente, lo peor está por llegar. Habrá un segunda fase de despidos masivos allá por marzo (seguramente coincidiendo con otra Gran Reclusión Forzada), tras producirse la apertura judicial de los concursos de acreedores y un tercer tramo cuando las empresas que se acogieron a los créditos ICO tengan que ir devolviendo el importe inicial.  Y todo ello sin contar los letales efectos sobre el empleo de las irracionales, obsesivas y salvajes "restricciones" tomadas por nuestras terroristas autoridades para hacer frente a la falsa pandemia.

Muy mala pinta. Bajo el pretexto de una colosal falacia sanitaria, existen  hechos ciertos. Uno de ellos, tan nítido: el desmoronamiento acaba de comenzar. En fin.