¿Cómo es posible que un robot gestione inversiones? Hoy en día, los avances en tecnología siguen haciéndose un hueco en el sector financiero para mejorar y facilitar la experiencia del usuario. En inversión, los robo advisors (robots asesores) o gestores automatizados llevan años creciendo en el mercado español, tanto en el número de clientes que confían en ellos como en la suma de dinero gestionada.

Los principales robo advisors de España han cerrado un 2020 con rentabilidades positivas, a pesar de la gran volatilidad que ha sufrido el mercado durante estos meses, explican los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com.

Su funcionamiento se basa en un algoritmo que configura una cartera de inversión adaptada al perfil del cliente, después de que este rellene un cuestionario sobre su situación financiera, su perfil de riesgo y sus objetivos de inversión.

La inversión en la palma de nuestra mano

En nuestro día a día hacemos decenas de gestiones con nuestro móvil, tablet u ordenador, así que las entidades financieras han perfeccionado sus aplicaciones y webs para que podamos invertir desde la comodidad de nuestra casa. Sin embargo, que la sencillez no nos engañe: debemos tener presente que cuando invertimos siempre hay un riesgo sobre nuestro dinero, sea mayor o menor.

El primer paso antes de realizar cualquier inversión es informarse de las entidades con las que podemos invertir y qué productos tenemos a nuestra disposición, para ver lo que más nos conviene. Precisamente, los robo advisors se ponen en nuestro camino para echarnos una mano desde ese momento previo a la inversión y componen para nosotros una cartera de fondos de inversión o una cartera de planes de pensiones adaptada.

En función de nuestros conocimientos sobre inversión (pocos o muchos), de nuestra edad, de nuestro patrimonio, de nuestro objetivo y del plazo para nuestra inversión, la cartera que mejor se adapte a nuestro caso tendrá mayor o menor riesgo y una mayor o menor rentabilidad potencial.

Obviamente, si estamos convencidos de que queremos seguir adelante, el proceso de contratación también será online. ¡Ya nos podemos olvidar de ir a las oficinas de los bancos! La gestión se hace desde la palma de nuestra mano.

Los puntos fuertes de los ‘robo advisors’: simplicidad y asesoramiento barato

Los robo advisors son un servicio que puede convenirnos si queremos empezar a invertir y no tenemos el tiempo o los conocimientos para analizar, uno por uno, cada fondo de inversión o cada plan que hay en el mercado, explican desde HelpMyCash.

Nos propondrán no un producto concreto, sino una cartera compuesta por varios, por lo que tendremos nuestro dinero invertido en varios fondos o planes a la vez y nuestra inversión estará diversificada sin la necesidad de tener que estudiarnos nosotros mismos todos los productos que hay en el mercado, ya que el robo advisor se encargará de proponernos la cartera que se adapte a nuestro perfil. Todo esto a precios muy bajos. No obstante, si tenemos muy claro que queremos elegir nosotros un fondo de inversión o un plan en concreto, quizá esta herramienta no sea necesaria para nosotros.

La enorme ventaja que hay al invertir con un robo advisor es el ahorro en comisiones frente a un servicio de banca tradicional o a asesores financieros tradicionales. Podemos ahorrarnos hasta un 80% en el pago de comisiones. Por lo general, las comisiones anuales rondan entre el 0,15% y el 0,9% para las carteras de fondos de inversión de estos gestores automatizados, mientras que en los servicios de banca tradicional pueden llegar al doble o al triple.

Las comisiones afectarán directamente a la rentabilidad, ya que cuanto menos tengamos que pagar en comisiones más rentabilidad podremos tener.

Empezar a invertir con poco dinero

Además, también hacen posible el acceso de más gente a la inversión, porque el mínimo para invertir es, habitualmente, de unos 1.000 euros para fondos de inversión y desde 30 euros para planes de pensiones.

Por último, el rebalanceo y seguimiento de la inversión resultará mucho más fácil con este servicio. Los robo advisors realizan un rebalanceo automático de nuestra inversión, como mínimo, una vez al año. ¿Para qué sirve el rebalanceo? Para comprobar que la composición de fondos de nuestra cartera sigue estando ajustada a nuestro perfil tras los cambios que puedan producirse en el mercado.

Hacer el seguimiento de nuestro dinero también es muy fácil, ya que desde la aplicación o desde la página web podremos estar al tanto de la situación de nuestra cartera en cada momento.