En estos dos meses de Confinamiento en España se están produciendo movimientos muy claros por parte de los Fondos Buitre que requieren su compilación y análisis.

En el actual Bosquejo informativo televisivo estamos sobreexpuestos de noticias desconcertantes marcadas por ruedas de prensa de autobombo de un Gobierno zombi como es el social-comunista y de crónicas rosas que giran en torno a nimiedades para tapar o edulcorar, mejor dicho, las tribulaciones del momento presente y del futuro.

Sin embargo, es preciso tomarse unos minutos para identificar qué movimientos están adoptando los Fondos Buitre ante el asalto definitivo que van a realizar contra nuestra Economía.

Primero me llama la atención el uso de pasos intermedios antes de tomar posición definitiva en activos estratégicos españoles por medio de personas interpuestas, cuando menos controvertidas, como es el caso de Don Jaume Roures, que ha vendido parte de su accionariado en el Grupo A3Media al Fondo Buitre BlackRock, lo que explicaría el nulo interés informativo que tiene este asunto de los Fondos Buitre en el principal grupo televisivo español, o del propio Señor George Soros, cuya posición en el Grupo Hotelero Hispania fue vendida a los Fondos Buitre para que éstos tomaran posesión del primer grupo turístico español, acciones las dos previas a la Primera Era del Coronavirus en su Año Cero (2020).

En el momento presente lo más preocupante es que los Fondos Buitre ejecuten las garantías de los avales públicas otorgados por el Estado Español para garantizar la operación de reestructuración bancaria que supone el SAREB (llamado el “Banco Malo”, donde se concentraron todos los activos tóxicos de las Cajas quebradas por los políticos), lo que podría suponer un coste para el Erario Público de más de 40 mil millones de euros en un momento de máxima crisis como es el actual, en el caso de que dicho monstruo de riesgos fiscales que es el SAREB se vea en un proceso de concurso de acreedores, incurso en causa de disolución por descapitalización o simplemente por el impago de los intereses de la deuda que se ha emitido para financiar toda la operación (el 98% de su pasivo contable), tras la alerta que el propio SAREB ha emitido recientemente sobre un deterioro de sus activos inmobiliarios durante la Pandemia. Sin duda, será una cuestión, que estará tratando la Unión Europea en el Plan de Rescate que estarán elaborando.

Debemos ser conscientes de que el incremento de los ataques de los Fondos Buitre en época de Pandemia a España no es el primer caso en el Mundo; suelen utilizar las crisis epidemiológicas para socavar las estructuras de las Naciones; en este vídeo podemos ver cómo los Fondos Buitre atacaron la Nación de El Congo durante una pandemia de cólera para reivindicar una pretérita deuda millonaria que adquirieron de la época de la antigua Yugoslavia por medio de las autoridades bosniacas.

https://www.youtube.com/watch?v=g3xMUeATdIE&feature=emb_title

Un caso especialmente sangrante para España es la situación de su hermana Puerto Rico, que tras la destrucción que sufrió al comienzo del mandato de Trump como consecuencia de varios fenómenos meteorológicos destructores, vivió después una bancarrota total por su altísimo endeudamiento público, que ha acabado en la intervención por el Gobierno Federal de los EE.UU., de tal manera que una Junta Financiera e Interventora es ahora la que rige los destinos de esa Isla Hispánica por los cuatro costados, mientras sufre la peor de las devastaciones posibles, que es la de los Fondos Buitre, la cual está consiguiendo destruir el sistema sanitario de Puerto Rico hasta convertirlo en cenizas, contexto especialmente grave en época de Coronavirus, lo que da una medida de lo que les importa a los Fondos Buitre las Sanidades de los Países en los que invierten. Se puede ver esto en el siguiente vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=VrOcXTOPvQA&feature=emb_title

Estos dos ejemplos, el Congo y Puerto Rico son simplemente dos manifestaciones de lo que nos puede pasar, si no reaccionamos con la debida energía contra los especuladores de los mercados.

Mientras tanto, Irlanda, después de años depredada por los Fondos Buitre tras su Rescate por la Unión Europea, se ha rearmado y tomado posiciones enérgicas de autodefensa, de tal manera que desde 2019 una Ley irlandesa obliga a los Fondos Buitre a inscribirse en un registro de Fondos Buitre dependiente del Banco de Irlanda y quedando desde entonces restringidas al máximo las posibilidades a éstas de adquirir créditos hipotecarios a los irlandeses con el objeto de su ejecución y desahucio de sus propietarios.

Un importante avance del que España debería tomar nota, si bien es cierto que allí, en las últimas elecciones nacionales, éste fue un tema capital del debate político, mientras que aquí en España, todas las Fuerzas políticas son deudoras de los Fondos Buitre, y es por ello que callan y otorgan.

Por el contrario, Naciones Hermanas como México o Argentina se ven cada vez más en manos de los Fondos Buitre, como ameritan las conversaciones que han trascendido entre el Presidente Alberto Fernández de Argentina con el Señor George Soros durante la Pandemia, que se ha ofrecido de “conseguidor” ante los Fondos Buitre, o del Presidente López Obrador de México, y sus conversación con el Señor Presidente de BlackRock para hablar del “Coronavirus”.

Mientras tanto, en plena Pandemia los Fondos Buitre, en total unos 20, algunos de capital francés y alemán, e incluidos 5 Bancos de renombre de Wall Street, han intentado quedarse con la mayor empresa siderúrgica española, CELSA, ejecutando la prenda de sus acciones establecida como garantía de un préstamo de 900 millones de euros que obtuvieron de los bancos españoles a un 20% de su valor. Menos mal que un Juez español les ha parado en seco, lo que prueba que argumentos legales de peso existen para hacerles frente y derrotarles estrepitosamente en su codicia infinita.

Otro de los sectores donde han entrado con fuerza en España es en el de las residencias de estudiantes universitarios, como lo fue en las residencias de ancianos con los resultados ya sabidos; es decir, van buscando aquellas zonas residenciales, con independencia de los colectivos que los habiten, ya sean familiares o por edades.

El caso es hacerse con grandes propiedades inmobiliarias a precios de saldo aprovechándose del endeudamiento de sus propietarios, con la connivencia de las entidades bancarias acreedoras que actúan de agentes de los Fondos Buitre, presionando para llevar a cabo esa venta o directamente cediéndoles los créditos impagados existentes, como paso previo para la ejecución de las deudas por la vía hipotecaria y así quedarse con los activos inmobiliarios, que es lo que realmente desean.

La agresividad de los Fondos Buitre se ve especialmente en las llamadas apremiantes que están realizando a los Hoteleros españoles, tal y como ha denunciado públicamente la Patronal catalana, señal de que para ellos la cacería ya ha comenzado. Se estima en tres millones de empleos en peligro en el sector turístico español en el caso de que, si no se remedia, se consuma su saqueo del sector.

Por su lado, durante la Pandemia, hay que resaltar que la Banca Española se ha dedicado a utilizar los Créditos COVID para autónomos con garantía del ICO para cubrir las deudas previas impagadas de sus Clientes, tal y como ha denunciado la Agencia Bloomberg en un porcentaje estimado del 37% de las cantidades avaladas, lo que evidencia que una parte sustancial de esas ayudas irán para cualquier fin menos para el inicialmente previsto.

Terrorífico es el incremento que están experimentando los seguros CDS que cubren el riesgo de impago de la deuda pública española, incremento promovido por los Fondos Buitre, para incrementar nuestro riesgo país en los mercados de deuda, en los que ellos sacarán tajada, incrementos de casi el 200% que no se vieron ni en la crisis de Zapatero, y que anticipa nuestra próxima intervención económica y quiebra de la deuda pública.

Resulta desalentador el haber advertido en España como dos distinguidos socialistas históricos han sido fichados por los Fondos Buitre durante la Pandemia; hablamos de Don Joan Clos, ministro con Zapatero, que será el presidente de su Patronal a instancias de Blackstone, y de Don Pedro Mejía, socialista zamorano y secretario de Estado con Zapatero, que ha sido contratado por Cerberus.

De esta manera el PSOE se pone claramente en órbita de los Fondos Buitre, en especial tras la reunión de Pedro Sánchez en Nueva York con ellos a finales de año. Por su parte el PP, no puede abrir la boca tras sus casos con Fidere (Blackstone) en Madrid y sus vínculos con los Aznar; los comunistas del caviar de Manuela Carmena, próximos a Podemos, tampoco pueden decir nada, tras la venta que avalaron de las viviendas de la Fundación Fusara a Fondos Buitre, ni tampoco Vox, que tiene una persona en el Congreso de los Diputados que fue apoderada de Cerberus.

En relación al Informe del Defensor del Pueblo del 2019, el socialista Marugán, llama la atención lo poco, mejor dicho nada, que ha abordado el asunto de los Fondos Buitre en su Memoria de este último año, siendo éste un tema de gran conflictividad social, frente a las Memorias predecesoras, mucho más combativas, aunque poco eficientes, contra los Fondos Buitre. Es evidente que en España casi no hay contrapesos contra el poder creciente de estos entes especulativos.

Por su parte en el Reino Unido se ha creado una Plataforma denominada “Mortgage Prisioners” (Prisioneros de las Hipotecas) que se distingue del asociacionismo español en este campo en que no están ideologizados, y por lo tanto, no están al dictado de partidos políticos de izquierdas, sino que se centran en su problemática y no admiten infiltraciones ni manipulaciones, son una organización que aboga por una estricta regulación de los Fondos Buitre, como han conseguido los irlandeses. Lo tienen muy difícil, considerando que el campamento base de los Fondos Buitre en el Mundo está en la City londinense, pero no hay que descartar una revuelta británica contra ellos pues el Pueblo británico los sufre con especial virulencia.

En Italia, es el Fútbol el que va a sufrir los estragos: los Fondos Buitre van a tomar posesión del Calcio italiano, liga de fútbol de aquel país, con apenas 100 millones de euros, para controlar así sus derechos televisivos, importe ridículo si lo comparamos con las magnitudes que suele mover, pero han aprovechado la crisis de liquidez actual provocada por la Pandemia que ha azotado el país alpino.

No todo va a ser negativo: el golpe más contundente y magistral contra los Fondos Buitre que se ha dado durante la Primera Era del Coronavirus lo ha dado el Japón, que aplicando su Ley de Seguridad Nacional, los va a expulsar de su Economía por ser un peligro para la Nación nipona.

Es evidente que dos bombas atómicas no han servido para destruir el espíritu japonés de resistencia y ello nos debería a los españoles hacer reflexionar de la necesidad de adoptar medidas legales eficaces contra estos depredadores.

Este es el espejo japonés en el que debemos mirarnos, junto con la nueva Ley Irlandesa. De la mano de la Ley y de la Soberanía Nacional estaremos en disposición de hacerles frente, aun en épocas del Coronavirus, si es que nos deja la clase política española actual y realmente deseamos sobrevivir como Nación y Pueblo milenarios que somos.

Guillermo Rocafort

Profesor Universitario, Doctor en Economía y Secretario de la Asociación El Aguila Protectora

Para más información: https://twitter.com/AguilaProt