A unos 68 kilómetros de la capital de la Comunidad Autónoma de Madrid, en dirección norte, este municipio existe con el nombre de Lozoyuela-Navas-Sieteiglesias e integra a estas tres localidades desde 1973: Lozoyuela, Navas de Buitrago y Sieteiglesias, muy próximas entre sí y asentadas en zona llana. Se encuentra dentro de la zona de turismo de Madrid de la Sierra Norte y Valle del Lozoya.

El municipio está situado a más de 1.000 m sobre el nivel del mar, rodeado de sierras, dominado por el pico de la Miel y junto al embalse de El Atazar. De relieve montañoso, los paisajes adehesados alternan con los robledales y los prados surcados por arroyos. Tiene una superficie de 51,13 km2.

. Es probable que las tres localidades surgieran antes del siglo XII, y sus nombres incorporan historia y tradición. DeLozoyuela se dice que la fundaron unos vecinos de Lozoya que se negaban a pagar impuestos en su localidad.Sieteiglesias se relaciona con los templos, una iglesia y seis ermitas, que parece que tuvo. Las Navas indica su pertenencia, como otros pueblos de la zona, al señorío de Buitrago.

La localidad de Lozoyuela combina el urbanismo contemporáneo de la plaza principal con la solidez antigua de laermita de la Virgen de la Soledad, obra del siglo XVII, de proporcionadas dimensiones y pequeña espadaña con adorno de bolas. Las viviendas recientes se mezclan con casas tradicionales que tienen el establo incorporado.

En un extremo de la población se encuentra la iglesia de San Nicolás de Bari, barroca de los siglos XVI o XVII. Está precedida de un agradable jardincillo en tomo a una pila bautismal de la Edad Media.

Las Navas es un caserío reducido dominado por un amplio escenario de dehesa y montañas al fondo. La iglesia de la Cruz alza su espadaña de mampostería y ladrillo por encima de los tejados.

La iglesia de San Pedro de Sieteiglesias tiene un emplazamiento impresionante, sobre un enorme peñasco redondeado. Es del siglo XVII, con amplio pórtico sustentado en dos columnas; la espadaña destaca con sus dos ojos para las campanas.

En torno a la iglesia y excavadas sus tumbas antropomorfas en la roca viva podemos ver una auténtica necrópolis medieval. Están los huecos que sirvieron de enterramiento alrededor del siglo XI a más de medio centenar de vecinos de Sieteiglesias. Algunas tienen la forma —cabeza, hombros, etcétera— de los cuerpos que albergaron. Una de ellas, conocida corno tumba de los Reyes, está separada del resto y junto a sus dos sepulturas se abre un nicho donde se enterraron joyas y ofrendas.

En Sieteiglesias, hay también un puente romano.

El municipio de Lozoyuela ofrece diversas posibilidades a los excursionistas. Así, la ruta que partiendo de Sieteiglesias enlaza con El Berrueco, pasa junto a la reconstruida torre de Mirabel —territorio de Puentes Viejas-Manjirón—, cruza el arroyo Jóbalo y bordea el embalse de El Atazar. Grandes encinas, formaciones graníticas y bosques de ribera cobijan diversas especies de reptiles y aves, como mirlos o herrerillos.

Lozoyuela celebra a sus dos patronos: la Virgen de la Soledad, en la tercera semana de septiembre, y San Nicolás de Bari, en la primera de diciembre.

El último fin de semana de agosto son las fiestas de verano en Sieteiglesias.

Es tradicional la celebración de la Cruz de Mayo en Las Navas.

Información útil.
Ayuntamiento de Lozoyuela-Las Navas-Sieteiglesias
. Tel. 918 69 45 61.