Los millennials se han hecho mayores: los nacidos entre 1980 y 1995 ya rondan o superan la treintena y empiezan a tomar decisiones tan importantes como adquirir una vivienda. Y para captar a esta generación, muchos bancos han lanzado nuevos préstamos hipotecarios con los que ofrecen atractivas ventajas no disponibles para otros colectivos. Según el comparador bancario HelpMyCash.com, entre ellas destacan la posibilidad de conseguir una hipoteca de hasta el 90% de financiación o más, la aplicación de intereses más bajos o la opción de devolver el dinero en un plazo de más de 30 años. 

Con financiación de más del 80%

Desde este comparador afirman que la ventaja más llamativa es la posibilidad de obtener una hipoteca que financie más del habitual 80% de la compra. Dado el relativo poco tiempo que llevan en el mercado laboral, muchos millennials aún no han tenido tiempo para ahorrar el 20% de la compra que los bancos no suelen cubrir (más los gastos de compraventa), por lo que la opción de conseguir hasta el 90% o incluso el 100% de la adquisición puede resultar muy beneficiosa.

Precisamente para atraer a esos clientes con pocos ahorros, Banco Santander lanzó en mayo una hipoteca para jóvenes de hasta 35 años que financia hasta el 95% de la compra, siempre que se pueda aportar el aval de una tercera persona. Su plazo es de hasta 30 años y su interés puede ser un tipo fijo desde el 1,50% a 30 años o uno variable desde euríbor más 1,39%, que puede obtenerse si se contratan diversos servicios de la entidad: domiciliar los ingresos y los recibos, usar una tarjeta, suscribir seguros, invertir en fondos o planes de pensiones…

Pero esta no es la única entidad que ofrece esta ventaja. A finales de septiembre, Ibercaja empezó a comercializar una hipoteca para personas de hasta 35 años que también puede cubrir hasta el 95% de la adquisición (sin aval obligatorio). Esta cuenta con un plazo de 30 años como mucho y un interés fijo desde el 1,15% a 25 años o variable desde euríbor más 0,80%, que puede conseguirse a cambio de domiciliar la nómina y los recibos, usar una tarjeta, contratar los seguros de hogar y vida del banco e invertir en un plan de aportación sistemática.

Con intereses más bajos

Según HelpMyCash, también hay bancos que ofrecen unos intereses más bajos si el solicitante es joven. Sus analistas, eso sí, matizan que ese tipo rebajado puede subir cuando el cliente supera una edad determinada, por lo que recomiendan leer detenidamente la letra pequeña de la oferta para no llevarse una sorpresa en el futuro.

Un buen ejemplo de préstamo más barato hasta alcanzar cierta edad es la Hipoteca Joven de Kutxabank. Esta tiene un interés desde el 1,45% fijo el primer año, desde euríbor más 0,79% hasta que el titular cumpla 35 años y desde euríbor más 0,89% después; a cambio de domiciliar la nómina, contratar el seguro de hogar de la entidad y de abrirse uno de sus planes de pensiones. El plazo ofrecido para devolver el dinero es de hasta 30 años, mientras que el importe puede ser de hasta el 80% de la compra. 

Con plazos más largos

Finalmente, hay bancos que se decantan por otra manera de atraer a los clientes más jóvenes: ofrecerles un plazo de devolución de más de 30 años. De esta manera, al reembolsar el préstamo en más años, las cuotas que se abonan mensualmente serán más reducidas, aunque eso provoca que a la larga haya que pagar más en intereses.

Bankinter, por ejemplo, permite devolver su nueva Hipoteca Joven (lanzada a principios de octubre) hasta en 40 años. El interés ofrecido a los menores de 35 años es desde euríbor más 0,90% (0,09 puntos más bajo que el ofrecido a clientes de mayor edad) si se abre su Cuenta Nómina, No-Nómina o Profesional, se contratan sus seguros de hogar y vida y se invierte en uno de sus planes de pensiones. En cuanto al importe, puede cubrir hasta el 80% de la compra de la vivienda.

Hay que compararlas con las ofertas de otros bancos

Pese a las ventajas exclusivas para jóvenes que ofrecen bancos como los mencionados, desde HelpMyCash recomiendan pedir financiación, también, a las entidades que no comercialicen productos especiales para este colectivo. Y es que es posible que alguna cuente con un préstamo que se ajuste mejor a las circunstancias del solicitante: con un interés más bajo, con mayor financiación…

Por ejemplo, si el solicitante sí tiene ahorros y quiere pagar lo mínimo posible, la Hipoteca Variable de COINC puede ser más conveniente que las de los bancos que solo ofrecen hipotecas para jóvenes. Esta financia hasta el 80% de la compra, con un plazo de hasta 30 años, y cuenta con un interés desde euríbor más 0,89% que puede conseguirse sin necesidad de contratar otros productos de la entidad.

Asimismo, dado que a la banca le interesa captar a clientes jóvenes con un buen perfil, desde este comparador también aconsejan negociar con las entidades contactadas para que mejoren sus ofertas: para que rebajen el tipo de interés o quiten gastos adicionales, para que financien más del 80% de la compra, para que den un plazo más largo para devolver el dinero…