El consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, ha remitido una carta a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Querida Ministra,

Desde el Ministerio de Hacienda se nos comunicó este lunes, 28 de diciembre, la esperada asignación del Fondo REACT-EU que corresponde a las Comunidades Autónomas.

Como sabes, la llegada de este fondo, cuya finalidad es ayudar a los Estados miembros y regiones que se han visto más afectados por la crisis del coronavirus y sus consecuencias, es esencial para impulsar la recuperación económica y social tras los graves daños que ha causado la pandemia.

Según las crifras anunciadas por el Gobierno de la Nación, la Comunidad de Madrid recibirá 1.284 millones de euros, equivalentes al 12.8% de la cantidad total. El Ministerio de Hacienda afirma que se han aplicado dos criterios para proceder a dicha distribución entre las diferentes regiones.

Por un lado, la caíde del PIB autonómico entre el primer semestre de 2019 y el primero de 2020. Y, por otro, la evolución del desempleo, tanto global como juvenil, entre enero y junio de 2020.

Creo que es muy necesario que el Ministerio de Hacienda proporcione una explicación adecuada y suficiente de la metodología y las cifras concretas empleadas, dado que no han sido publicadas ni comunicadas oficialmente a las Comunidades Autónomas.

No se puede entender cómo se ha calculado el impacto de la crisis en cada comunidad autónoma, dado que a día de hoy esa cifra no exite. El cálculo de la Contabilidad Regional de España no se elabora de forma semestral, sino anual. Por tanto, no hay ninguna cifra oficial disponible que permita comparar la caída del PIB autonómico entre el primer semestre de 2019 y el primero de 2020. Ese dato o no existe, o no se ha hecho público, lo cual impide conocer la base concreta empleada por el Ministerio de Hacienda para proceder a tan importante distribución de fondos europeos.

Resulta incomprensible que se haya repartido el Fondo REACT-EU tomando como referencia un cálculo desconocido. Y, en caso de que ya se haya realizado por parte del Instituto Nacional de Estadística, resulta igualmente incomprensible que no se publique de inmediato para confirmar la validez y corrección del reparto anunciado. Si no aclaran en qué datos se apoya el reparto del fondo, tendremos que pensar que ha existido algún grado de arbitrariedad en su distribución.

Asimismo, tampoco explican cómo han calculado la evolución concreta del paro durante el período referido: si se ha tomado como base la Encuesta de Población Activo, el Paro Registrado o la Afiliación a la Seguridad Social, lo cual también debe ser cumplidamente explicado.

La transparencia, que es algo básico en toda gestión pública, cobra especial relevancia en el manejo y distribución de estos fondos comunitarios, cuya ejecución es clave para la recuperación económica y social del conjunto de España, tal y como exige la propia Unión Europea. Mucho más cuando su finalidad es atender algo tan grave para los ciudadanos de toda España como son las consecuencias de la Pandemia.

Un fuerte abrazo, y en lo personal mis mejores deseos para el Año Nuevo.

Javier Fernández-Lasquetty y Blanc.