Considerada como una de las manifestaciones culturales más arraigadas en la tradición de la Sierra Norte de Madrid, la Pastorela de Braojos es en realidad una danza pastoril de origen remoto, muy probablemente del siglo XIII, en honor al Niño Jesús. Los días 24 y 25 de diciembre y los días 1 y 6 de enero se representa en el interior de la Iglesia Parroquial de San Vicente Mártir, una danza acompañada de instrumentos musicales tradicionales y rudimentarios. Como curiosidad destacar que bailan y cantan en diferentes partes de la misa y los cánticos los hacen en un latín popular.

FUENTE: http://madridnorte24horas.com/