Parece que el euríbor a un año vuelve a cotizar a la baja: este índice ha cerrado agosto con un valor del -0,498%; lo que supone una bajada respecto a julio (-0,491%) y el segundo descenso consecutivo de esta tasa. Ahora bien, ¿cómo afectará eso a las hipotecas variables que se revisen próximamente? Según el comparador financiero HelpMyCash.com, solo se abaratarán las que tengan un interés que se actualice cada año con la nueva cotización del euríbor. 

Cuotas más baratas si la revisión es anual

El interés de la inmensa mayoría de las hipotecas variables se calcula sumando un diferencial (un valor fijo) a la cotización del euríbor. Y en muchos casos, ese interés se actualiza anualmente con un nuevo valor de este índice de referencia. Así, si ha subido respecto al año anterior, las cuotas del préstamo se encarecerán, mientras que si ha bajado, se abaratarán.

En agosto de 2020, el euríbor cotizaba al -0,359%, por lo que las hipotecas variables con revisión anual que se actualicen en las próximas semanas se abaratarán. Por ejemplo, para un préstamo medio de 150.000 euros a 25 años con un interés de euríbor más 1%, el ahorro sería de 9,13 euros al mes y de 109,56 euros al año, según los cálculos realizados por HelpMyCash.

Desde este comparador, sin embargo, afirman que muchas hipotecas variables se revisan semestralmente. El valor del euríbor era más bajo hace seis meses (-0,501% en febrero de 2021), por lo que estos préstamos se encarecerán si se actualizan próximamente. La subida de las cuotas, no obstante, sería mínima: siguiendo con el ejemplo anterior, habría que pagar una media de 0,20 euros más al mes y de 1,20 euros más en el conjunto del semestre.

Euríbor en mínimos históricos en 2021 y 2022

El valor de agosto se acerca mucho al mínimo histórico registrado por el euríbor, que es del -0,505% (enero de 2021). Y según el Departamento de Análisis de Bankinter, lo más probable es que este índice mantenga esta cotización a corto plazo. Su previsión es que cierre el año en el -0,5% y que en 2022 suba solo hasta el -0,41%, aunque para 2023 se espera que escale hasta el -0,26%.

Para el futuro más inmediato, pues, todo apunta a que el euríbor seguirá registrando valores por debajo del 0%. Ahora bien, desde HelpMyCash afirman que podría romper esa barrera si la inflación en la zona euro supera el 2% a medio plazo (una vez superada la pandemia) y el Banco Central Europeo decide subir sus tipos de interés para contenerla.

Aun así, los analistas de este comparador manifiestan que la inflación podría no alcanzar ese valor si la economía europea no experimenta una importante mejora en los próximos años; un escenario que podría darse si la pandemia se prolonga. Por ello, consideran que aún es pronto para hacer previsiones a medio y a largo plazo sobre la posible evolución del euríbor.

¿Hipoteca fija o variable para comprar una casa ahora?

Debido a esta incertidumbre, es complicado saber si saldría más a cuenta financiar ahora la compra de una vivienda con una hipoteca fija o una variable. Como es imposible adivinar cuál será la evolución del euríbor durante los 20 o 30 años a los que suelen devolverse estos productos, lo ideal es que el potencial solicitante tome la decisión basándose en su tolerancia al riesgo.

Así, si este prefiere pagar unas cuotas baratas a corto plazo y se ve capaz de asumir posibles subidas en el futuro, decantarse por una hipoteca variable puede ser una opción más aconsejable. En cambio, si quiere tenerlo todo bajo control pese a tener que asumir unas mensualidades más altas durante los primeros años, un interés fijo puede ser más adecuado.