María José González López, concejal de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Ayuntamiento de El Molar por Ciudadanos, está ocupando de forma irregular 4.000 metros cuadrados de terrenos del Canal de Isabel II en el citado municipio, tal y como estipula una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de septiembre de 2016 que le obliga a dejar las superficies libres y que por ahora desobedece, según informó ayer EL MUNDO.

María José González es copropietaria junto a Loic Jean Marie Sintes de las fincas 9.352 y 4.952 del municipio, donde montaron la Granja Escuela Once Olivos, propiedad al 90% de la concejala.De esta Granja Escuela ya se han recibido varias quejas por otros motivos según informamos AQUÍ en Sierra Norte Digital.

 

 

Pese a que las fincas estaban valladas en el momento de su compra, la concejala procedió a modificar el vallado invadiendo la finca 4.048 del municipio, de la que es titular el Canal de Isabel II, por título de expropiación, tal y como figura inscrita en el Registro de la Propiedad, 2, de San Sebastián de los Reyes. En la parte ocupada, donde la edil ha puesto vallas y ha levantado al menos una pequeña construcción, hay incluso mojones (señales) que marcan que el terreno es del Canal.

Se da la circunstancia además de que esta finca ocupada sustenta un tramo del Canal del Atazar y un tramo de la línea eléctrica Torrelaguna-Pinar, de la que también es propietaria la citada empresa pública.

El Canal de Isabel II reclamó en reiteradas ocasiones a los compradores que restituyeran la valla a su estado anterior y que desocupasen los terrenos, pero las reclamaciones cayeron en saco roto. No sólo las administrativas, sino también las judiciales.

El pasado 27 de noviembre de 2009, la empresa pública demandó a la concejala y a su socio ante el Juzgado de Primera Instancia número 14. El 6 de abril de 2015, el juzgado les condenó a que dejen las superficie ocupadas libres, vacuas y expeditas y declaró las inscripciones registrales de las fincas 9.352 y 4.952 inexactas, y por tanto nulas, ya que habían sido ampliadas en la práctica por ambos. Disponía además que se rectificasen para que no se confundieran con la finca del Canal.

El 23 de junio de 2015, los condenados presentaron un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid. La Sección Decimotercera desestimó el 13 de septiembre de 2016 el recurso de apelación y confirmó condena. La citada sentencia no fue recurrida ante el Supremo, por lo que se considera firme.

Captura_de_pantalla_2017-05-11_a_las_20.34.54

Pese a la confirmación de la condena, la edil de El Molar sigue ocupando la finca. Tal es así que el pasado 13 de marzo, personal del Área de Gestión Patrimonial y Vehículos, en coordinación con el Área de Contencioso del Canal, realizó una inspección ocular de los terrenos, certificando que la situación seguía igual, según un informe del Canal al que ha tenido acceso este periódico.

Como último paso, el pasado ocho de mayo, el servicio de procuradores del Canal de Isabel II volvió a hacer un requerimiento al juzgado número 14 aportando pruebas gráficas que confirman que la sentencia sigue sin ser cumplida por los demandados. Por ello, se solicita un plazo máximo de 30 días, al efecto de evitar el inicio de la ejecución forzosa.

Segun ha podido saber el citado periódico, el socio de la concejala aseguró ayer que asumen la sentencia y que ya se han puesto en contacto con el Canal para solventar el asunto. Según explica, cuando compraron la totalidad del terreno al dueño, incluida la parte de la empresa pública, comprobaron en el catastro que en efecto era de su propiedad, y así lo escrituraron como tal. El problema vino, asegura, porque el Canal había hecho una expropiación de matriz en los años 50 para desplegar una tubería por los terrenos «y esta expropiación no estaba registrada». Por eso, litigaron con el Canal, y ahora, tras la sentencia de la Audiencia, procederán previsiblemente a denunciar al anterior propietario de los terrenos.

FUENTE: http://www.elmundo.es/madrid/2017/05/11/59133ca5e5fdea0c058b4612.html