Domiciliar la nómina o la pensión en el banco tiene premio. Al menos media docena de entidades pagan hasta 300 euros a los clientes que domicilien sus ingresos en una cuenta corriente, aunque a cambio hay que asumir un compromiso de permanencia de uno o dos años.

Antes, lo habitual era tentar a los nuevos clientes con vajillas, televisores, smartphones o tabletas, pero durante los últimos años se ha impuesto el dinero en efectivo de regalo, explican los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com, que han rastreado el mercado en busca de los mejores regalos por domiciliar una nómina.

“Se trata de un gancho que permite a los bancos aumentar su notoriedad, ganar nuevos clientes e incrementar su base de usuarios vinculados”, explican fuentes del comparador. El banco se asegura de que el cliente mantendrá su nómina domiciliada en la cuenta mientras dure el compromiso de permanencia, ya que si no lo hace, tendrá que asumir una penalización. Durante ese tiempo, es probable que use la tarjeta asociada, domicilie recibos o, incluso, contrate otros productos como fondos, planes de pensiones, préstamos, etc.

Abanca y Bankoa pagan hasta 300 euros

Bankoa y Abanca pagan 300 euros por las nuevas domiciliaciones de nómina o de pensión si se cumple una permanencia de dos años. En el caso de Bankoa, la promoción estará activa hasta el próximo 30 de septiembre y los haberes tendrán que ser de al menos 1.500 euros al mes.

Por su parte, los clientes que quieran beneficiarse de la campaña de Abanca tendrán que domiciliar en la Cuenta Clara ingresos periódicos de un importe mínimo de 600 euros mensuales. La oferta de la entidad gallega está reservada únicamente a los residentes en Asturias. Para el resto, Abanca reduce el incentivo a 150 euros.

Liberbank regala 150 euros netos, en este caso a los que domicilien una nómina o pensión superior a 600 euros o seguros sociales de autónomo de más de 250 y asuman una permanencia de dos años.

Unicaja entrega una tarjeta con un importe de 150 euros netos a los clientes que domicilien una nómina de al menos 600 euros mensuales por primera vez en el banco. La entidad malagueña obliga al cliente a mantener sus ingresos durante un mínimo de dos años; no obstante, este compromiso solo se aplica a los clientes de 28 años o más.

Por otra parte, los titulares de una cuenta Santander One, Smart o Smart Premium, entre otras, podrán llevarse 100 euros brutos (81 euros netos) si domicilian una nómina, pensión o ingreso recurrente de al menos 600 euros al mes y lo mantienen durante un año.

Las promociones de Abanca, Liberbank, Unicaja y Banco Santander estarán vigentes hasta el próximo 30 de junio.

Openbank, la filial online del Santander, obsequia con 40 euros netos a los clientes, nuevos o actuales, que domicilien una nómina, pensión o prestación por desempleo de mil euros en su cuenta corriente. El importe se reduce a 600 euros en el caso de que el cliente tenga entre 18 y 31 años. La campaña, vigente hasta el 30 de septiembre, lleva aparejado un compromiso de permanencia de un año.

Cierra la lista de promociones Orange Bank. Es la entidad que menos dinero regala, pero es la que lo pone más fácil. Los nuevos clientes que hayan abierto una cuenta en el banco móvil entre el 8 de abril y el 30 de junio de este año se llevarán 10 euros al hacer un primer ingreso y un euro adicional por cada compra que paguen con tarjeta de débito o con el móvil, sea cual sea el importe, hasta un máximo de 15. En total, hasta 25 euros de regalo. Solo podrán participar en la promoción los que tengan una línea de móvil de contrato con Orange.

¿Tienen trampa estos regalos?

“Si el cliente acepta el regalo, deberá mantener su nómina, pensión o ingreso recurrente domiciliado en el banco durante el plazo que se establezca en las bases legales de la campaña”, explican los expertos del comparador HelpMyCash. “Si no lo hace, tendrá que asumir una penalización”, añaden.

En estos casos, la penalización suele consistir en la devolución de la parte del regalo proporcional al tiempo que reste hasta el fin de la permanencia. Así, por ejemplo, un cliente que haya recibido un abono de 200 euros a cambio de asumir una permanencia de dos años, tendría que devolver cien euros si rompiese su relación con el banco un año antes del vencimiento.

Por otra parte, antes de aceptar un regalo del banco, es importante preguntar si el incentivo anunciado es neto o bruto. Y verificar cuál es el importe mínimo de la nómina para poder adherirse a la promoción.

Además, el cliente debe fijarse en las condiciones de la cuenta corriente. “Una cosa son las condiciones de la promoción, que en algunos casos se reducen a la domiciliación de una nómina, y otra las de la cuenta corriente”, explican desde HelpMyCash. Es posible que si el cliente quiere librarse de los gastos de mantenimiento, además de domiciliar sus ingresos, tenga que cumplir algún requisito extra para operar gratis.