Dada la alta siniestralidad de la M-123, el Alcalde D. Miguel Angel Medranda se reunió ayer con el Consejero de Transportes, Vivienda e Infrestructuras de la Comunidad de Madrid para encontrar una solución urgente al arreglo y acondicionamiento de la carretera que une Algete y Alalpardo. A la reunión asistieron D. Pedro Rollán, D. Jesús Valverde y D. José Trigueros, Consejero, Viceconsejero y Director General de Carreteras de la CAM, así como D. Juan Ignacio Merino, Director Gerente del Consorcio Regional de Transportes.

 

La M-123 es una vía con una sección muy reducida, no tiene arcén y las cunetas son estrechas y de un ancho variable. Por todo ello, el índice de los accidentes en dicha carretera es muy alto. Siniestralidad que no disminuye sino que aumenta. En los últimos 10 años, 6 personas han perdido la vida además de producirse numerosas colisiones, salidas de vía, vuelcos y atropellos. La M-123 soporta un índice medio diario de unos 8.000 vehículos. La circulación es complicada porque el trazado es casi recto pero el alzado de la rasante presenta puntos altos que no permiten la visibilidad necesaria para realizar maniobras seguras.

 

El Consejero atendió gratamente la petición del Alcalde y se comprometió a arreglar el problema de la carretera este año. Lo antes posible, la M-123 pasará a tener unos carriles de 3,5 metros, arcenes de 1,50 metros y unas cunetas de 0,75 metros. La sección de la carretera se ampliará de los 7 metros actuales a 11,50 metros. Además, se diseñará una nueva rasante para evitar todos los puntos altos en los que, ahora, se pierde la visibilidad.