La Comunidad de Madrid proyecta su política económica para alcanzar en el segundo semestre de 2022 los niveles de PIB previos a la pandemia por COVID-19. Así lo ha afirmado el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Javier Fernández-Lasquetty, durante su intervención en el Foro Nueva Economía.

Para ello, el Gobierno regional seguirá trabajando en la misma línea que hasta ahora, que ha permitido un crecimiento del PIB del 31,7% entre junio de 2020 y 2021 (12 puntos por encima de la media nacional), liderar las ventas del comercio minorista, acaparar el 60,2% de la inversión extranjera de todo el país o estar al frente en el ranking de creación de empresas, con un 23,5% del total.

Fernández-Lasquetty ha recordado asimismo la supresión de todos los impuestos propios en la región, dando continuidad a una política fiscal que ya ha supuesto un ahorro de 16.000 euros por contribuyente en los últimos 17 años y un total de 50.000 millones de euros.

“El Gobierno regional ha renunciado a tener tributos propios para lanzar un mensaje a las empresas de tranquilidad y estabilidad, y que sepan que en Madrid no nos vamos a inventar nuevos impuestos que perjudiquen su actividad”, ha recalcado.

El consejero ha indicado que la rebaja de medio punto en todos los tramos del IRPF para 2022 se traducirá un ahorro de más de 300 millones de euros para los ciudadanos, con un mayor impacto en las rentas bajas, lo que se traducirá en su opinión “en un incremento de la recaudación”, como ya ha ocurrido en otras ocasiones.

En este sentido, ha subrayado que la Comunidad ha experimentado un crecimiento anual medio de la recaudación por IRPF del 6% entre 2007 y 2019, frente al 5,3% del resto de autonomías, convirtiendo a Madrid en la región que más contribuye a la recaudación por este concepto en España, con el 25,4% del total.

Fernández-Lasquetty ha asociado este incremento a las sucesivas reducciones del tramo autonómico del tributo, lo que “nos permite ser los más solidarios con el resto, aportando el 70,3% del Fondo de Garantía de los Servicios Públicos Fundamentales”.

El titular de Hacienda del Ejecutivo autonómico también se ha referido a la puesta en marcha de la línea abierta contra la hiperregulación, un canal de comunicación directo con los ciudadanos para eliminar todas las trabas regulatorias que entorpezcan o dificulten el desarrollo de una idea o negocio en la región. Además, ha destacado la próxima aprobación de una Ley de mercado abierto, “para que un ciudadano que ya opera en otra parte del territorio nacional pueda hacerlo sin más más costes burocráticos adicionales en Madrid”.