La banca se está replanteando su estrategia comercial. ¿El objetivo? Rentabilizar a todos sus clientes para mejorar sus márgenes. Los principales bancos de España han aumentado durante los últimos meses el precio de sus cuentas corrientes y han avisado de que, en caso de no querer pagar, es necesario aumentar la vinculación. Una tendencia que parece que se mantendrá en 2021, afirman los expertos del comparador de cuentas sin comisiones HelpMyCash.com.

Más comisiones en 2021

Unicaja ha sido la última entidad en subir las comisiones a los clientes menos vinculados. A partir del 15 de marzo, cobrará 120 euros al año por el mantenimiento de sus cuentas, mientras que antes la tarifa máxima era de 84 euros. Los clientes adheridos al Plan Cero seguirán sin pagar comisiones. Para ello es necesario domiciliar una nómina, pensión o prestación por desempleo de al menos 600 euros mensuales y realizar un consumo mínimo con la tarjeta de débito o de crédito. Además, el cliente tiene que tener contratado un seguro o bien mantener un saldo de al menos 6.000 euros en cuentas, fondos, planes o seguros de ahorro.

Los clientes de Banco Santander también se han visto afectados por esta estrategia. La entidad está migrando a la mayoría de sus usuarios a la cuenta Santander One, que obliga a domiciliar ingresos y pagos y a contratar un producto de ahorro, financiación o un seguro so pena de pagar hasta 240 euros al año en comisiones.

Tal y como anunció el banco, Santander One sustituye a la mayoría de las cuentas que el banco comercializaba hasta ahora, por lo que sus clientes se han visto obligados a aceptar las nuevas condiciones. La migración de los titulares de la Cuenta Día a Día y de la Cuenta 123 fue el 11 y el 18 de enero, respectivamente. La conversión para los usuarios de la Cuenta Zero será el 15 de febrero.

Unicaja y Banco Santander comparten un punto clave que define a la banca de hoy: para muchos bancos, que el cliente domicilie su nómina ya no es motivo suficiente para eximirle de las comisiones, sino que el objetivo es incrementar su vinculación por ejemplo, mediante la domiciliación de recibos, el uso de tarjetas o la contratación de otros productos como fondos o seguros, afirman desde HelpMyCash. Una estrategia que comparten, por ejemplo, CaixaBank, que desde el pasado año cobra hasta 240 euros al año a los clientes que no están vinculados, y Banco Sabadell.

Gastos por los depósitos

Algunos bancos ya han avisado de que en 2021 cobrarán por el exceso de liquidez a los clientes que no estén vinculados con el objetivo de reducir el coste del pasivo, aumentar la vinculación y empujar la comercialización de otros productos con los que puedan ganar dinero gracias a las comisiones, como los fondos o los planes de pensiones. BBVA ha anunciado que aplicará una comisión del 0,025% mensual, equivalente a un 0,3% anual, a los clientes menos vinculados por el saldo que supere los 100.000 euros.

Por su parte, ING cobrará a partir de abril 10 euros al mes a los clientes que tengan un saldo igual o superior a 30.000 euros en la Cuenta Naranja y no tengan sus ingresos domiciliados en el banco.

Las cuentas sin comisiones sobreviven

A pesar del incremento generalizado de los costes, la oferta de cuentas sin comisiones sigue siendo amplia, especialmente para los nuevos clientes, ya que la banca usa estos productos como gancho, explican fuentes del comparador HelpMyCash. La banca online continúa manteniendo su política de cero comisiones y los bancos tradicionales comercializan cuentas digitales gratuitas, pero el cliente debe renunciar a operar en las oficinas, ya que están pensadas para realizar las transacciones habituales a distancia.

Openbank, imagin, BBVA, Abanca, Cajamar, Liberbank o Bankia ofrecen cuentas online sin costes y sin vinculación obligatoria. No obstante, algunas de esas ofertas están reservadas únicamente para nuevos clientes.

Regalos para ganar clientes

Los clientes nuevos son los que están más mimados por la banca. Algunos bancos están dispuestos, incluso, a pagar dinero a los nuevos usuarios que domicilien sus ingresos. Deutsche Bank regala hasta 480 euros (20 euros al mes durante dos años) a los nuevos clientes que domicilien una nómina, pensión o prestación de al menos 1.500 euros en la Cuenta Nómina Más DB y realicen un uso mínimo mensual con la tarjeta de débito o de crédito asociada.

Abanca y Liberbank pagan 150 euros a los nuevos clientes que domicilien una nómina de como mínimo 600 euros y la mantengan durante dos años.

Nuevos bancos ‘fintech’ a la vista

La banca fintech se ha encargado de animar el mercado durante los últimos meses y parece que lo seguirá haciendo en 2021 gracias a la llegada de nuevos competidores, señalan desde HelpMyCash.

El neobanco francés Nickel lanzó a principios de mes una cuenta corriente en España con una tarjeta asociada por 20 euros al año y el alemán Vivid Money acaba de abrir sus puertas en nuestro país. Ofrece una cuenta gratuita con una tarjeta metálica Visa de débito asociada, así como una cuenta de pago por 9,90 euros al mes.

Mientras el sector bancario tradicional tiende a concentrarse, los neobancos y los challenger banks han multiplicado la oferta de productos y servicios a los que tienen acceso los particulares. Los clientes de Revolut pueden invertir en acciones estadounidenses sin comisiones de compraventa, Orange Bank ofrece una cuenta de ahorro al 1% TAE, el recién llegado Vivid Money permite obtener hasta un 10% de cashback al pagar… Además, muchos bancos fintech permiten sacar dinero fuera de España sin pagar comisiones, así como realizar compras en otras divisas sin gastos por el cambio de moneda.