La Guardia Civil les imputa hechos delictivos en Guadarrama, Alpedrete, Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Galapagar, Las Rozas, Villalbilla, Venturada y Bustarviejo.

Agentes de la Benemérita, en el marco de la operación ‘Hábitat Drin’, han desmantelado una célula especializada en robos con fuerza en viviendas habitadas de diferentes localidades de la Comunidad de Madrid.

La investigación se inició el pasado año, a raíz de un hecho perpetrado en la localidad de Villalbilla, en el cual consiguieron hacerse con un suculento botín de joyas, dinero y un vehículo todoterreno que superó los 100.000 euros.

Tras realizar las primeras gestiones los agentes constataron que tanto el modus operandi como los autores materiales del robo, pudieran tener relación con otros hechos coincidentes, originándose así la operación por parte del Grupo de Delincuencia Organizada.

Los componentes de la célula se trasladaban en vehículo por urbanizaciones de diferentes municipios de la Comunidad de Madrid, de cara a estudiar zonas y seleccionar viviendas adecuadas, teniendo como principal objetivo chaléts individuales.

Para acceder al interior de las viviendas forzaban puertas o ventanas de las plantas bajas y una vez en el interior de los domicilios procedían a hacerse con todo tipo de efectos de valor, principalmente piezas de joyería, pequeños electrodomésticos, así como dinero en efectivo y documentación personal abandonando rápidamente el lugar. En ocasiones sustraían además algún vehículo, el cual empleaban para perpetrar futuros hechos delictivos.

Se trataba de una célula muy activa compuesta por cuatro individuos, de los cuales tres accedían al interior de las viviendas, lo que permitía que desvalijaran las mismas en pocos minutos, mientras un cuarto ejercía labores de vigilancia en el exterior. Operaban prácticamente todos los días, perpetrando una media de dos robos diarios y con un ámbito de actuación principal que estaba comprendido entre los ejes de las autovías A-1 y A-6.

A los detenidos se les imputa judicialmente un total de 20 robos en viviendas, teniendo hasta el momento hechos esclarecidos en las localidades de  Guadarrama, Alpedrete, Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Galapagar, Las Rozas, Venturada y Bustarviejo.

Tras la oportuna autorización judicial se procedió a la entrada y registro de los tres domicilios en los que residían en Madrid, donde fueron detenidos y donde los agentes encontraron multitud de efectos procedentes de los ilícitos.

Los detenidos son cuatro hombres de origen albanés y rumano, con edades comprendidas entre los 25 y 33 años, sin antecedentes por hechos relacionados contra el patrimonio y vecinos de Madrid.

A los mismos se les imputan delitos de pertenencia a grupo criminal y de robo con fuerza en domicilios habitados. Tras ser puestos a disposición judicial, ésta decretó el ingreso en prisión de los cuatro investigados.