El C.D. Molareño disputó este pasado domingo su primer partido de liga, a pesar de ser la segunda jornada, debido al aplazamiento del primer partido, ocasionado por problemas en el retraso de las fichas federativas de nuestros jugadores extracomunitarios. El partido comenzó tras un emotivo minuto de silencio solicitado por el C.D. Molareño en memoria de Javier Galindo, colaborador y socio del club, que falleció recientemente en un trágico accidente de tráfico. Su hijo, Pablo, fue el encargado de realizar el saque de honor y el club quiso hacerle entrega de unos obsequios del mismo.
El partido enfrentaba al C.D. Molareño contra la U.D. Tres Cantos "A", y a las 18 h, en el campo municipal de El Molar, comenzaba un partido atípico para los locales.. ya que debido a los. problemas federativos que antes mencionamos, el equipo se vio obligado a salir, al campo con 11 jugadores circunstanciales, dejando fuera del campo a 12 jugadores habituales de la pretemporada, pese a que el Molareño habla solicitado un nuevo aplazamiento que el rival no quiso o no pudo conceder.
Estas características especiales, junto a un mal partido de los de ayer vestidos de rosa y añadidas a encontrarnos con un gran rival, hicieron que el Tres Cantos se llevara una contundente victoria par 0-.5.
Lo mejor del partido estuvo en la gradar con una afición que apoya de manera incondicional al equipo en un partido que a priori, y por esas extraordinarias circunstancias antes mencionadas que harían jugar hasta al propio Presidente, era muy complicado de sacar adelante. A pesar de ello, el equipo prefirió presentarse y luchar hasta el final can la casta y honor que siempre llevan en su lema.
Por lo partidos vistos en pretemporada este equipo da mucho más de sí, pero al ser de nueva creación hay que darle un margen de confianza. Nosotros se la damos.