El Gobierno de San Sebastián de los Reyes ha aprobado este viernes 24 de agosto el acondicionamiento de la parcela municipal destinada a un aparcamiento público anexo al hospital Infanta Sofía.

La obra consiste en la adecuación definitiva de un espacio que se dedicará de a facilitar el estacionamiento gratuito de los vecinos del municipio que acudan al hospital, una de los compromisos del actual equipo de Gobierno.

En segundo lugar, se ha aprobado el proyecto para la adaptación de 37 reductores de velocidad o badenes correspondientes a los desarrollos urbanos de Dehesa Vieja y Tempranales.

Dicho proyecto, correspondiente al Plan de Inversión Regional (PIR), se remitirá a continuación a la Comunidad de Madrid para su estudio. Su ejecución limitará los daños sufridos en los vehículos de los vecinos de estos barrios, respondiendo a una política de diálogo con los vecinos en las reuniones realizadas por el equipo de Gobierno durante los meses finales del 2017 y el comienzo del 2018.

“Estas infraestructuras responden a demandas de la ciudadanía y, al mismo tiempo, representan necesidades estructurales de Sanse que nos comprometimos a satisfacer. El aparcamiento, que con el inicio de las obras será una realidad en breve, representa un espaldarazo a una Sanidad Pública de todos y todas, que requiere necesariamente de este tipo de servicios”, ha declarado el concejal de Contratación, Javier Heras.

“La adaptación de los badenes permitirá que estos sigan cumpliendo su función minimizando los daños para los vehículos de los vecinos. Además, seguimos atentos a los intereses de nuestros ciudadanos en relación con este último aspecto: por ello, no solo esperamos que la Comunidad de Madrid apruebe la puesta en marcha de la reducción de badenes lo antes posible, sino que seguiremos pendientes de las peticiones de nuestros vecinos en este sentido”, insiste el concejal.