Ubicadas en un pequeño pueblo tranquilo y hospitalario (Robledillo de la Jara), donde el tiempo pasa de manera distinta, un lugar para que el viajero se olvide del estrés de la vida diaria y se reconcilie con la naturaleza. Hablamos de las cuatro casitas que conforman el Balcón de Robledillo, un conjunto de viviendas rurales construidas en piedra que cuentan con capacidad para cuatro personas cada una.

 

Estas cuatro casitas están formadas por una planta baja con salón comedor, aseo y cocina y una primera con dos dormitorios, el principal con cama de matrimonio y otro con dos camas de 90 cm., y un cuarto de baño completo. Por supuesto, también con un jardín exterior cada una con barbacoa y muebles de jardín.

 

El Balcón de Robledillo goza de una ubicación privilegiada que le permite acceder a los puntos más importantes de la Sierra Norte de Madrid. Entre ellos la Taberna-Museo Etnográfico, un restaurante y cuatro espacios temáticos donde se muestra al viajero cómo y con qué se hacían, a principios del siglo XX, el pan, la miel, el vino y los productos de matanza en la zona.

 

También la Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol, que data del siglo XIX aprovechando las ruinas de un templo anterior; el Centro de Interpretación de la Micología; el Embalse de El Villar, uno de los primeros que se construyeron en la Comunidad para abastecer de agua a Madrid; o el Molino del Riato.