1.- La figura de Franco:

- repercusión histórica

- ¿qué supuso su muerte?

- ¿ha olvidado, añora o añorará España a Franco?

- ¿creía posible -o positivo- la continuación de los postulados franquistas tras la muerte de Franco?

- causas de que esto no haya ocurrido

- ¿ha traicionado alguien a España?

Franco fue un hombre fuera de serie. Como militar primero, y como estadista después, su figura, tanto en el plano nacional como en el internacional, presenta perfiles no sólo extraordinarios, sino también únicos, me atrevería a decir que Franco ha sido y es un símbolo. Lo prueba el cú­mulo de simpatías y la corriente de odio que despierta.

Su muerte cubrió de luto a España y le lloraron todos los amigos que España tiene en el mundo; y que son muchos más de los que algunos creen.

Claro que los españoles añoran a Franco, y vale más esta añoranza toda vez que sus enemigos tratan de marchar diariamente su nombre y su obra.

Porque creo en la continuidad perfectiva del ideario político y -social de Franco, recogida de las fuentes vivas del tradicionalismo y riel pensamiento de José Antonio, me movilicé hace años para poner en marcha -"Fuerza Nueva".

La quiebra de la continuidad tiene diversas causas, pero de todas ellas la más importante ha sido la claudicación de la mayoría de los colaboradores de Franco, que supieron enmascarar, más o menos habilidosamente, su falta de fe en el Sistema.

 

2.- ¿Por qué el país votó mayoritariamente a Centro y socialismo?

- Porque la propaganda política oficial hizo ver que el franquismo había muerto con Franco.

- Porque quienes ocupaban el poder hablaban de reforma y no de rup­tura.

- Porque los partidarios de esa falsa reforma habían sido ministros de Franco.

- Porque la palabra Centro tranquilizó a los moderados.

- Porque eso del socialismo parecía que no era malo del todo, si, además, se llamaba obrero y tenía una aparente concordancia con la política social del propio Franco.

 

3.- ¿Sabían quienes lo hicieron qué votaron?

Estoy completamente seguro de que el engaño influyó en las vota­ciones, como también estoy convencido de que la inmensa mayoría de los equivocados de entonces ya han reconocido su tremendo error.

 

4.- ¿Esperaba el descalabro electoral de "Fuerza Nueva"?

Esperaba poco o nada de las elecciones, tal y como se habían mon­tado. Por eso, y por el entrenamiento que nuestros militantes necesitaban, la experiencia electoral no fue para nosotros ningún descalabro. Tan es así que ni por un solo momento perdimos la moral.

 

5.- Futuro papel de "Fuerza Nueva" en la vida política nacional.

Creo que somos el gran reactor de la conciencia nacional, frente a la disgregación impulsada desde dentro y desde fuera del poder.

 

6.- ¿Quiénes han creado la imagen de "Fuerza Nueva" como partido ultraderechista, violento, etc.?

Por una parte, los marxistas, y por otra quienes están interesados en hacerse perdonar sus posturas oficialistas del pasado y hablan de un extremismo que les permita situarse en eso que se viene llamando la dere­cha intelectual, europea y civilizada.

 

7.- ¿Responde esta imagen a la realidad?

No. 

  1. - ¿Está siendo perseguida "Fuerza Nueva"?

Hay muchas formas de persecución. Esa campaña tergiversadora de nuestra imagen es, sin duda, también una forma de persecución. 

9.- PACTO DE LA MONCLOA: ¿Firmaría algunos aspectos? ¿Cuáles? ¿Hay cláusulas secretas -como se ha dicho- en el pacto? En todo caso, ¿a quién favorece el pacto?

No lo firmaría.

Ignoro si hay o no cláusulas secretas.

Creo que el pacto no favorece a nadie, y por supuesto, a quien no favorece es a España.

 

10.- SITUACIÓN LABORAL: Huelga, hundimiento de la pequeña y mediana empresa.

Es un hecho evidente la ruina espectacular de nuestra economía, y, por consiguiente, del orden laboral establecido. A este paso, volveremos a ser una nación pobre y de alpargata.

 

11.- ECONOMÍA: La situación económica, ¿pone en peligro a la democracia?

No, porque la democracia aquí y ahora no existe. Lo que la deplo­rable situación económica pone en peligro es nuestra paz, nuestro bienes­tar y nuestra soberanía.

 

12.- DEFINICIÓN: Falange, democracia, autonomías, constitución, municipales.

Nosotros estamos ideológicamente en la confluencia doctrinal del tradicionalismo y del nacional-sindicalismo. Por eso luchamos por la au­téntica democracia, que por encima de las libertades formales tiene un profundo respeto por la libertad y la dignidad del hombre.

Nos repugnan las autonomías regionales disociadoras de la unidad; pero deseamos una administración ágil, poco costosa y cercana a los admi­nistrados.

Hablar de Constitución es tanto como plantear lo que es constitu­tivo de un pueblo, y ello equivale a una situación de duda sobre la iden­tidad de ese mismo pueblo.

El tema de las elecciones municipales me parece que aún no está suficientemente maduro como para que nos detengamos ahora en él.

 

13.- Paro, G.R.A.P.O.

El paro irá creciendo en la misma medida en que se pierda la con­fianza en el futuro. El G.R.A.P.O. ya me hizo objeto de sus iras quemándome el coche. Me parece que su historial puede encontrarse en los organis­mos e instituciones que se encargan de la represión del crimen. Y también en las listas de los amnistiados.