Hay líquidos que son extremadamente caros, para sorpresa de muchos, la tinta de impresora es una de ellas. Una buena forma de ahorrar en tinta es comprar cartuchos xl, mucho más rentables que los convencionales

A pesar de vivir en plena era digital, la impresión en papel sigue siendo una constante imprescindible en la vida diaria, tanto laboral, como escolar y doméstica. La documentación importante sigue requiriendo de la impresión para ser presentada y firmada en una gran cantidad de casos de forma física.

Por otro lado, algo que no ha cambiado demasiado es la necesidad que siguen teniendo los estudiantes de estudiar y llevar a cabo sus trabajos en un formato físico. En este sentido, la impresión en escuelas, papelerías, ahora y en el futuro en casa seguirán siendo imprescindibles.

 

Formato xl frente al estándar

Existe una constante discusión en relación al uso más adecuado de las tintas de impresos. Siempre despierta polémica la utilización de cartuchos originales o compatibles. Una discusión que se plantea por la elevada diferencia económica que suponen la compra de unos u otros.

En este artículo, no se va a tomar partido acerca de la superioridad de los originales que defienden las marcas ni la gran calidad de los compatibles que venden los que comercializan estos productos. Intereses aparte, lo que no se puede negar en ninguno de los dos casos es la gran ventaja que supone en el coste la opción de comprar el tamaño xl, es decir, el extragrande.

Un claro ejemplo es el de la tinta epson 603xl, cartuchos de tinta de la estrella de mar, tanto originales como compatibles. Estos cartuchos son válidos para una gran cantidad de impresoras Epson, entre las que se incluyen la Expression Home XP-2100, Epson Expression Home XP-2105, Epson Expression Home XP-3100, Epson Expression Home XP-3105, Epson Expression Home XP-4100, Epson Expression Home XP-4105, Epson WorkForce WF-2810DWF, Epson WorkForce WF-2830DWF, Epson WorkForce WF-2835DWF y la Epson WorkForce WF-2850DWF.

Con el epson 603xl compatible, como con el resto de compatibles, se ahorra más, ya que son más baratos, pero como ya se ha mencionado con anterioridad, no hay por qué renunciar a la tinta original si no se quiere y seguir ahorrando en la compra de cartuchos.

A la hora de elegir los consumibles, aparte de originales o compatibles, hay dos grandes opciones, tamaño estándar o xl. Ambos ofrecen la misma calidad de impresión, la única gran diferencia es que los xl son de gran formato y mucho más duraderos. Esto se traduce en que, aunque al comprarlos se pague un poco más, la rentabilidad por página impresa es mucho mayor.

Por lo tanto, queda claro que a la hora de comprar tinta epson 603xl, la tinta original y la compatible en version xl es una opción más rentable. Adquirir el formato xl es, sencillamente, la forma más sencilla de ahorrar en lo costes de impresión.

 

Tamaño xl, la mejor solución para grandes cantidades de impresión

Este tipo de cartuchos diseñados con depósitos de gran capacidad se presentan como la mejor solución para quienes imprimen de manera habitual una gran cantidad de páginas o en grandes formatos, y es no es comparable el uso casero que se le pueda dar a una impresora con respecto al uso que recibe en un entorno laboral.

Hay que insistir en que los cartuchos XL están especialmente indicados para oficinas o empresas donde el volumen de impresión es muy alto o incluso a nivel doméstico si hay estudiantes que demandan una gran cantidad de impresión de apuntes o manuales. En estas situaciones, estos formatos hacen que la impresión sea más rentable. La única diferencia es la capacidad del depósito, por lo que la calidad es exactamente la misma, ya sea que se elija tinta original o compatible.

Hoy en día, en el mercado ya hay una buena cantidad de impresoras que aceptan este formato xl, como todas las que se citaron anteriormente de Epson y que usan el cartucho 603xl original o compatible.

Además de la ventaja económica, también son una buena forma de despreocuparte durante un tiempo más prolongado por la tinta de la impresora. Para hacerse una idea de la gran diferencia, mientras que los cartuchos estándar traen entre 6 y 12 ml de tinta, dependiendo del fabricante, los cartuchos XL llegan a contener hasta 20 ml de tinta. El ahorro puede llegar a ser del 50 %.

Estos beneficios económicos o de ahorro de tiempo en cambiar los cartuchos y en ir a comprarlos son los que han hecho que en los últimos años el volumen de ventas de los cartuchos en formato xl haya aumentado de manera significativa.

Una vez que se tiene claro el uso que se le va a dar, y si este es intensivo, no hay lugar a dudas de que conviene adquirir los cartuchos xl en lugar de los estándares.