Sembrar con semillas ecológicas es una manera muy sostenible de obtener productos de muy alta calidad, lo cual está al alcance de todos, gracias a empresas especializadas que venden una amplia selección de semillas de todas las variedades. Solo hay que buscar en las tiendas online y pedir lo que se necesite para que lo envíen hasta la puerta de tu casa o jardín.

La horticultura es un hobby con muchos seguidores en todo el mundo, una afición muy entretenida y útil, porque brinda la oportunidad de generar tus propios alimentos en casa. Quienes la practican saben lo bien que se pasa sembrando verduras y hortalizas en el jardín o hasta en macetas dentro de casa, para luego disfrutar las cosechas.

Para desarrollar esa actividad de forma exitosa, se deben elegir semillas de alta calidad que rindan los mejores frutos, y las mejores para lograrlo son las ecológicas, por todos los beneficios y las ventajas que ofrecen, como las que vende la empresa Semillas Vivas, que tiene una amplia variedad de todos los productos necesarios para desarrollar cultivos de todo tipo.

Esta compañía ofrece todo tipo de semillas ecológicas, para producir desde flores y plantas aromáticas, hasta variedades hortícolas y abonos verdes. Gracias a ella puedes cultivar en tu propia casa productos como perejil, calabacines, coliflor, guisantes, garbanzos, pepinos, tomates, cebollas, nabos, rábanos y muchas otras hortalizas más.

¿Por qué ecológicas?

Las semillas ecológicas proceden de cultivos tradicionales que respetan totalmente su ciclo de desarrollo natural. Son seleccionadas de los mejores cultivos de cada generación, y se adaptan a todo tipo de clima y terreno en el que se siembran.

Estas semillas tienen unas características muy particulares, que las diferencian de las producidas industrialmente, entre las que destacan:

Alimentación más saludable: los productos que nacen de las semillas ecológicas son más sanos, al estar libres de los residuos tóxicos que dejan los pesticidas, fertilizantes sintéticos y antibióticos que se usan en la agricultura para combatir enfermedades y eliminar plagas.

Ahorro económico: al sembrar parte de lo que se consume en el hogar, se consigue un significativo ahorro que redunda positivamente en la economía familiar. 

Mayor calidad: si se utilizan semillas ecológicas certificadas y fertilizantes naturales como el compost, se pueden obtener cosechas más artesanales, con aromas, colores y sabores auténticos.

Sostenibilidad y biodiversidad: una de las premisas de sembrar con semillas orgánicas es respetar el medio ambiente. Cuando se cultiva con semillas ecológicas se contribuye a la conservación del medio ambiente y la biodiversidad. La agricultura ecológica produce menos dióxido de carbono, reduce el consumo energético y previene el efecto invernadero, razones más que suficientes para usarlas.

¿Qué puedes elegir?

Las hortalizas, flores y cualquier planta que se quiera cultivar requieren mucha atención y distintos tratamientos, por cuanto cada una tiene sus propias particularidades que las diferencian del resto. Todo dependerá del espacio donde se vayan a sembrar, la disponibilidad que se tenga para atenderlas y los cuidados especiales que necesiten.

Una vez determinados estos aspectos, se podrá escoger qué tipo de plantas sembrar, bien sea para cosechar sus frutos o para que adornen el jardín o lugar donde se coloquen. Esto se podrá definir con el apoyo de la empresa donde se vayan a adquirir las semillas, donde habitualmente tienen personal altamente cualificado que podrá asesorar al respecto.

En el caso de Semillas Vivas, se puede pedir asesoramiento a través de su página web o por medio de los contactos telefónicos, de forma que sus técnicos especialistas brindarán todo el apoyo necesario para seleccionar las semillas ecológicas que se requieran.

Además, brindarán todas las facilidades para poder pedirlas online, y pagarlas con seguros y cómodos métodos, para que las envíen directamente a casa, más fácil imposible

Si estás pensando en cultivar tu jardín con plantas de distintas especies, bien sea con fines alimenticios o decorativos, recuerda buscar siempre semillas ecológicas, por tu salud y por el bien del planeta.