Si estás pensando en cómo mejorar la satisfacción de tus empleados con artículos promocionales este es tu artículo. Siempre que se regala algo, la intención es que a la persona a quién se la ofrezca el regalo le guste. Para evitar que los presentes que se regalan acaben sus días en un cajón sin ser usados, o peor, en el cubo de la basura, hay que regalar obsequios útiles.

Existen infinidad de regalos corporativos de gran utilidad, objetos que resultan de utilidad para los empleados. Cuando se plantea una estrategia de marketing orientada a regalar artículos promocionales, si no se tienen en cuenta varios factores, la inversión puede ser un desperdicio.  Lo principal es saber cuáles son las necesidades de tus empleados, sus gustos y aficiones. En función a todo ello, conforme al presupuesto del que dispongas, puedes elegir regalos útiles y atractivos para tus asalariados.

En este punto llega la importancia de la personalización. ¿A quién no le gusta que le regalen algo útil con su nombre impreso? Puedes incluir junto con el logotipo de tu empresa, un nombre o una imagen distintiva a cada empleado que le haga sentirse identificado con el objeto.

 

Regalos útiles de todo tipo

Actualmente, los regalos tecnológicos para empleados son los más valorados. Para hacer feliz a tus trabajadores no es necesario regalarles una tablet o un móvil de última generación, que supondría un gasto innecesario. Un cargador de móvil para el coche con el logo de tu empresa, por ejemplo, puede ser muy útil para tus trabajadores. Las memorias USB con distintas formas o diseños, también están de moda últimamente. Si tienes empleados deportistas, puedes regalarles “pulseras fit” para que les motiven a practicar más deporte.

Muchos empresarios optan por regalar experiencias más que por objetos tangibles. Si observas cierto estrés en tus empleados, puedes regalarles un cheque para pasar un día en un spa, o para que reciban un masaje. También son de agradecer los vales de restaurante, ayudando así mismo a la hostelería. De igual forma, puedes organizar un “afterwork” de carácter lúdico, invitando a tus trabajadores al cine, al teatro, a un concierto etc.

Los regalos de oficina clásicos, como bolígrafos o agendas, siguen siendo los productos estrella. Aunque si quieres ser original en este tipo de obsequios, puedes regalar una cartera, un maletín o una mochila con el logotipo de tu empresa. Si regalas teniendo en cuenta al medio ambiente, añadirás un plus de mejora en la satisfacción de tus empleados, puesto que cada día son más las personas comprometidas con la sostenibilidad. Puedes considerar, por ejemplo, regalar mascarillas corporativas de un solo uso y biodegradables. Obsequiar a tus empleados plantas pequeñas o cactus, agrada el espíritu de tus empleados al margen de decorar la oficina.

Finalmente, una excelente estrategia para motivar e incentivar a tus mejores empleados, consiste en regalar un objeto corporativo al empleado del mes. A quién más haya cumplido los objetivos y destaque, por ejemplo, se le puede premiar regalándole una botella de vino, chocolate o algún otro bien que sepamos que le va a dar uso y disfrute.