Gracias a la aparición de los casinos online, ahora ya no necesitamos desplazarnos para disfrutar de estas casas de juegos. Nos basta con usar nuestro smartphone, tablet u ordenador y una conexión a Internet para poder participar con responsabilidad en los diferentes entretenimientos que nos ofrecen. Vamos a ver cuáles son los principales.

 

Máquinas tragaperras

Son todo un clásico de los casinos, tanto de los físicos como de los virtuales. Sin embargo, estas máquinas han evolucionado mucho desde las primitivas, que ofrecían una cantidad limitada de juegos y posibilidades.
Las tragaperras actuales no solo incluyen luces y sonido agradables, sino también se basan en alguna historia popular. Por ejemplo, un cómic o una película de éxito. Así, tienen unas extraordinarias ilustraciones y hacen del juego una experiencia más divertida. Pero, sobre todo, ofrecen un sinfín de posibilidades al jugador como jackpots y comodines. 

El blackjack

Este juego de cartas es también tradicional en los casinos. Su mecánica es sencilla: el jugador debe aproximarse lo más posible a 21 puntos sin pasarse. Para ello, los naipes tienen unos valores especiales. Las figuras valen diez, los ases once o uno a gusto del participante y el resto de las cartas su propio valor.
No obstante, existen dos modalidades principales de blackjack: la europea y la americana. Se diferencian en las cartas que se da el crupier. En la primera, obtiene un solo naipe que deja visible.
Por su parte, en el americano se da dos. La segunda de ellas queda tapada y, en caso de que con la primera pueda conseguir 21 (sea una figura o un as), está obligado a destapar la segunda carta. Si, finalmente tiene blackjack, lo dirá a los jugadores y se acabará la partida. Pero, si no lo tiene, estos ya sabrán que no necesitan preocuparse de ello.

La ruleta

Si los dos juegos anteriores son habituales en todo tipo de casinos, diríamos que la ruleta es el clásico por excelencia de estos establecimientos. Consiste en un tapete con números, colores y espacios de "par e impar" donde se hacen las apuestas.
Por su parte, la ruleta o cilindro tiene también los números, que se intercalan por los dos colores, rojo y negro, del juego. La mecánica es muy sencilla: en caso de haber apostado al número o color en el que se pare la bola, el participante gana.
También en este caso hay dos tipos de ruleta, la europea y la americana. Son muy parecidas. La primera tiene un tapete con 36 números, 18 de cada color y un solo cero. Por su parte, la americana cuenta con cero y doble cero en el paño. Lógicamente, esto cambia las posibilidades de apostar.
Por otra parte, actualmente es posible jugar ruleta online igual que si estuviéramos en un casino físico. Los virtuales han logrado tal nivel de tecnología que incluso podemos escuchar el sonido de la bola al correr sobre el cilindro y las palabras del crupier.