Tras prácticamente un año haciendo las cosas de manera diferente a como se venían haciendo, son muchas las personas que se han adaptado y están dispuestas a crear nuevos hábitos, algunos de los cuales, además, acaban encontrando satisfacciones y comodidades que ya existían, pero que no se habían llegado a experimentar por no considerarse necesario. Así, son muchos los que están descubriendo ahora los servicios médicos online, lanzándose por primera vez a probar servicios como ApplePay o que han encontrado en Zoom la herramienta definitiva para acercarse a sus alumnos o clientes.

En un principio, el objetivo fue cazar todas las promociones disponibles en el mercado, fuesen meses gratuitos de servicios de video bajo demanda, ebooks o incluso juegos de mesa descargables e imprimibles. Fueron muchas las iniciativas para hacer los días más llevaderos, pero después de aquello, todo volvió un poco a su cauce y nos encontramos con los mismos servicios que ya venían existiendo y alguno más, como la evolución de los ya existentes.

Hoy por hoy, el ocio online es más cómodo, más seguro, al menos algunos tipos de ocio. Aquellos amantes del juego que estaban acostumbrados a organizar partidas presenciales para juegos de cartas o de tablero, saben que en estos momentos es más complicado manipular naipes, fichas o dados, y a una corta distancia. En Zaragoza existe una gran afición al poker, y esta va más allá de los torneos oficiales, habiendo un interés bastante intenso por las partidas entre amigos. Esta tendencia se repite en diferentes regiones de España. Pues bien, los torneos de poker online existen prácticamente desde que existe el internet doméstico. Uno de los primeros juegos que aparecieron en el panorama online fue el poker, si bien desde entonces a nuestros días ha experimentado una evolución que permite una fluidez en las partidas multijugador, en las apuestas, sean con dinero real o ficticio, y por supuesto participar en torneos y campeonatos con vistas a clasificar para eventos muy importantes del ámbito presencial, sin ningún tipo de desfase y con toda la seguridad y privacidad que merece.

Para jugar en esta línea, la cosa es tan sencilla como descargar juegos de poker gratis en español, y a continuación registrarse o iniciar sesión en la sala. Con esto será suficiente para jugar sin dinero, sólo por diversión, contra otros jugadores reales. Simple y establecido desde hace más de una década, este sistema permite jugar con desconocidos pero también participar en partidas contra usuarios ya conocidos, si se conectan simultáneamente. La herramienta existe desde hace mucho tiempo, pero es ahora cuando está ganando muchos más adeptos. Si bien el poker online siempre ha tenido su público, aquellos que se decantaban siempre por ambientes presenciales se están decidiendo a probar, sea con dinero ficticio o real.

El aliciente aquí es que siempre se podrán encontrar jugadores del mismo nivel, que tengan preferencia por una variante sobre otra, que deseen echar una partida corta o bien que estén dispuestos a pasar varias horas en un torneo más serio. No sólo se puede jugar con aquellos que ya se conocían sino que ampliar horizontes puede significar crecer y aprender, algo que ya muchos buscan con vistas a profesionalizar su pasión. De momento, los servidores aguantan la presión y siguen manteniendo una seguridad y privacidad que incluso la banca online llega a replicar.

Esta tendencia de juego online es cada vez más frecuente, no sólo para el poker sino para otros juegos multijugador. Han influido los nuevos horarios a los que ha sido necesario adaptarse, las condiciones meteorológicas, la solidez de las conexiones a internet, sean de línea fija o móvil, y por supuesto la calidad de las interfaces, independientemente de la plataforma empleada para jugar. En realidad, es una evolución que se estaba produciendo ya de manera paulatina pero que se ha acelerado con todo lo acontecido en los últimos doce meses.

No sólo son los juegos lo que mueve a la gente a la participación activa en internet; retos, desafíos, concursos, hacen que encender el ordenador o la tablet en el tiempo de ocio deje de convertirnos en consumidores de contenido para pasar a ser también agentes. Participar en internet no es sólo publicar stories de Instagram, estados de WhatsApp o videos de Tik-Tok. Lo cierto es que, si bien este último ha experimentado un boom fuera de lo normal, y ha sacado el ramalazo artístico o creativo de más de uno, hay otras iniciativas mucho más focalizadas en crear contenidos de muy buena calidad, intentando, a la vez, conciliar la vida online y la offline, para que nunca desconectemos para conectar.

Lo que queda claro es que los zaragozanos tienen mentes inquietas y que procuran exprimir todas estas herramientas y opciones para mantenerse activos en el ámbito del ocio y de la cultura. La motivación es a su vez el motor de las nuevas iniciativas y propuestas que se pueden encontrar en internet, muchas de las cuales parten directamente de Zaragoza, a pesar de que las de alcance nacional o internacional también son muy demandadas.