La Comunidad de Madrid ha incorporado 40 nuevos maquinistas a la plantilla de Metro de Madrid que, desde ayer, comienzan en sus nuevos puestos de trabajo. Este grupo, junto a los 60 nuevos profesionales que se sumaron en noviembre, conforman los primeros 100 maquinistas de los 300 comprometidos por el Gobierno regional.

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, dio ayer la bienvenida a una representación de los nuevos profesionales en el aula de formación y simulador del Recinto de Canillejas de Metro de Madrid. “Continuamos con nuestra apuesta por mejorar la calidad de un servicio público esencial para la movilidad de los madrileños como es el de Metro. Una de las medidas que estamos realizando para conseguirlo es el refuerzo de la plantilla con nuevos maquinistas”, ha apuntado el consejero.

Los nuevos maquinistas han recibido formación teórica y práctica específica de las funciones que van a llevar a cabo durante 330 horas, repartidas en 44 jornadas en diferentes recintos de la compañía, como las aulas, el simulador y los depósitos. Los nuevos profesionales de Metro se distribuirán por las distintas líneas del suburbano, tanto las de gálibo ancho como galibo estrecho, para lo que cada uno de ellos ha recibido una formación específica.

Durante estos meses, Metro ha tenido que aplicar las medidas establecidas por las autoridades sanitarias en relación con la crisis sanitaria por el coronavirus, para garantizar la salud y seguridad de los alumnos e instructores.

Refuerzo de la plantilla

Durante este año, la compañía ha contratado 145 maquinistas. En concreto, en noviembre y diciembre ha completado su formación el primer centenar de los 300 conductores comprometidos por el Gobierno regional. A ellos hay que añadir otros 45 maquinistas adicionales que ya empezaron a trabajar este verano.

Está previsto que el próximo año se incorporen los restantes 200 nuevos maquinistas, lo que permitirá a Metro de Madrid superar el máximo histórico de profesionales de este colectivo que han trabajado en el suburbano madrileño y que alcanzó 2.078 conductores en el año 2011.

Garrido ha recordado que, en los últimos cinco años, Metro ha contratado más de 500 maquinistas para reforzar su plantilla, algo fundamental para hacer posible que el suburbano pueda adecuar de forma óptima su oferta a la demanda de viajeros, que es variable según las circunstancias y la época del año. Así, en 2019 se incorporaron 100 nuevos maquinistas y a lo largo de 2020 lo han hecho 145.