Casinos online, póker, eSports y mucho más. Muchas cosas han cambiado con la crisis, pero algunas han mejorado gracias a las diversas restricciones y medidas de contención. Hay que decir que sin duda el mundo que abraza la diversión y el entretenimiento se ha beneficiado y no poco, si se tiene en cuenta que el nuevo Coronavirus fue el mayor incentivo para la explosión del online y una realidad ya establecida en Europa.

Finalmente, Internet se convirtió en una tendencia. Y las distintas categorías de entretenimiento tienen otras tendencias dentro de ellas. Los casinos online, por ejemplo, están ya definitivamente consolidados, con operadores que han decidido entonces ampliar sus canales. Un ejemplo es la decisión, tomada entre otros por Party Casino, de apostar por juegos de mesas virtuales, un nuevo tipo de oferta muy en boga que también ha favorecido el renacimiento del sector. Se trata de un tipo de juego muy apreciado por los jugadores, capaz de involucrar incluso a grupos de edad más pequeños.

La corriente principal sigue estando indisolublemente vinculada a los smartphones y las tabletas: la gran ventaja del último año y medio está sin duda relacionada con la accesibilidad, que ha hecho que los juegos puedan utilizarse prácticamente en cualquier lugar. Hoy en día la realidad aumentada ha hecho el resto, ya que los juegos de realidad virtual son de los preferidos por el usuario medio.

En el año de la crisis se ha afirmado la opción ganadora del multijugador, en todas sus formas: desde las ya mencionadas tragaperras hasta el mundo de las consolas. Éxitos como Fortnite y Call of Duty se explican así, gracias a la capacidad de involucrar a un público muy amplio, de ser gratuitos y de propiciar la creación de verdaderas comunidades. Ahora todo se basa en compartir la experiencia, comparar y desafiar a los equipos. Por ello, otros tipos de juegos han tomado el relevo.

El póquer, en todas sus facetas, sigue siendo una actividad de tendencia, incluso entre los jóvenes. Gran parte del mérito se debe seguramente a la profesionalización que ha supuesto el juego, al que se le concede cada vez más espacio incluso en la programación televisiva. La sensación es que el póquer, al igual que otras categorías de juegos, se ha despojado de esos estereotipos que durante años han bloqueado su crecimiento y expansión. En marzo de 2020, el póquer en línea aumentó su base de usuarios en un 123%, manteniéndose constante a lo largo del año y también en los primeros seis meses del año en curso.

Un ejemplo parecido es el de los eSports, que han conquistado los corazones de todos. Es en este caso el sector de mayor crecimiento, destinado a ocupar los escenarios en los próximos años.