Con el objetivo de que el turismo en España vuelva a la normalidad garantizando al mismo tiempo la seguridad de todos frente al coronavirus, se ha creado el sello 'Safe Tourism Certified'. Este distintivo acredita que los establecimientos aplican las medidas necesarias para la reducción del riesgo frente al COVID-19. La compañía líder en servicios técnicos, de seguridad y certificación a nivel mundial, TÜV Rheinland, es una de las entidades encargadas de su certificación.

El turismo, que en España representa cerca del 12% del Producto Interior Bruto, ha sido uno de los sectores a los que más ha afectado la crisis sanitaria del coronavirus. Para la recuperación del mercado y, al mismo tiempo, salvaguardar la salud de todos, la Junta Directiva del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) ha creado el sello turístico 'Safe Tourism Certified' como garantía y certificación de implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente a la COVID-19.

Se trata de un distintivo turístico transversal, que abarca 21 subsectores y un ámbito geográfico estatal. La marca ha sido consensuada con los principales grupos sectoriales, patronales nacionales, sindicatos, Comunidades Autónomas, Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en coordinación con la Secretaría de Estado de Turismo (SET) y validados por el Ministerio de Sanidad.

El objetivo es generar confianza, demostrando a clientes y público en general su compromiso para evitar la propagación; facilitar la paulatina reincorporación y acogida de sus clientes para la reapertura; acreditar que los establecimientos aplican las medidas necesarias para la reducción del riesgo frente al COVID-19; proporcionar su implantación con un enfoque sectorial adaptado a los diferentes subsectores del sector turístico y con un carácter eminentemente práctico; y mejorar la imagen de marca.

Las empresas, organizaciones y recursos turísticos están obligadas a su cumplimiento pero podrán optar voluntariamente a llevar a cabo una auditoría independiente para su verificación, que solo podrán realizar una de las empresas homologadas, entre las que destaca TÜV Rheinland, que ya trabajan con el Sistema de Calidad Turística Española, representado por la Marca 'Q'. De este modo, la entidad líder en servicios técnicos, de seguridad y certificación a nivel mundial se encargará de garantizar que estas cumplen con las medidas para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios.

Según Santiago Carrete, director de Certificación de Sistemas de TÜV Rheinland en España, "como entidad independiente, neutral y competente, ir de la mano de un partner como el ICTE, ha supuesto un refuerzo a nuestro fuerte compromiso por la seguridad y calidad en la puerta en marcha de la reapertura del turismo".

En ese sentido, "además de la certificación, podemos ofrecer a los establecimientos del sector turístico un servicio integral: servicios de formación e inspección, así como las inspecciones reglamentarias (Aparatos elevadores, Instalaciones eléctricas de Alta y Baja Tensión, Instalaciones Térmicas, Control de aparatos de Bronceado Artificial, Seguridad de Máquinas, etc)".

Respecto al equipo humano, "nuestro equipo auditor es experto tanto en el sector turístico como en seguridad y salud y cuenta con una formación específica en dichos protocolos impartida por el ICTE".