Cada día son más los consumidores cuyo comportamiento de compra es cada vez más exquisito en el sentido de impaciencia y requisitos que le tiene que brindar la empresa que vende el producto o servicio, por lo que podemos considerar que a medida que se desarrolla el mercado y el consumidor, disminuyen los clientes fieles y los fans de marca, que viene dado en parte también por la saturación de empresas establecidas en el mercado compitiendo por obtener clientes.

Algo similar sucede con las empresas que demandan personal y talento para incorporar dentro de sus diferentes departamentos, las cuales realizan grandes procesos de selección donde se presentan numerosos candidatos a sus puestos ofertados.

Un reciente estudio ejecutado por el portal de empleo Jobatus a modo de entrevistas a un significativo número de empresas registradas en su web, determina que un 86% de los procesos de selección que llevan a cabo dichas empresas han tenido en el último año uno o varios casos de ''ghosting'' laboral o bien por parte del solicitante o bien por la misma empresa a la hora de elegir candidato. Este concepto se entiende por el abandono repentino del proceso sin comunicarlo a la otra parte, es decir, la desaparición completa sin informar de que se abandona la selección por cualquier motivo, careciendo de una comunicación hacia la otra parte interesada.

Por parte de las empresas se produce debido al gran número de candidatos a los cuales se les lleva de manera paralela y finalmente cuando se decantan por uno, las empresas menos profesionales no comunican al resto su no continuidad dentro del proceso de selección. Por otra parte, el demandante de empleo aplica a varias empresas ofertantes, y cuando le escogen en una o cambian de opinión, existe un gran número de estos que desaparecen sin dejar pista de la órbita de las empresas con las que mantenían comunicaciones.

Medidas para mitigar el ''Ghosting'' laboral

A continuación, se plantean una serie de medidas que se deben realizar, sobre todo por parte de las empresas, para intentar eliminar el ''ghosting'' en los procesos de selección:
 
1- Rapidez de procesos: En muchas ocasiones la selección de personal consta de varias fases donde se pone a prueba al candidato para probar su valía en el puesto, pero, sin embargo, algunas de estas fases se demoran en diferentes días y puede suceder que el candidato acabe cambiando a una empresa que haya sido más rápida en su contratación. Es por esto que la empresa debería notificar la selección de candidato el mismo día o el día siguiente cuanto más temprano mejor para evitar una fuga de candidatos. El 63% de las empresas cuyos procesos de selección duran más de dos días obtienen como resultado que sus candidatos acaban trabajando con otra empresa diferente debido a la optimización del tiempo de contratación.
 
2- Mantener informado en todo momento: A todo candidato le gusta saber desde el momento en el que aplica, cuándo se va a considerar su propuesta y qué decisión toma la empresa con él, por lo que es muy importante notificarlo con rapidez y eficacia. Existe un 52% de los solicitantes que afirma haber encontrado un mejor trabajo, pero que no se notificó a los reclutadores que dejaron en el camino, siendo de ese porcentaje un 35% de los candidatos que no sentían comodidad informando de su decisión final, un 10% que no consiguieron contactar con la persona dirigente del proceso de selección y finalmente un 7% que no sabía como operar en esa situación y decidió abandonar el proceso sin dar explicaciones.
 
3- Transparencia y visibilidad: Un factor fundamental que puede decantar la decisión final de un candidato es explicar claramente quien es y a que se dedica la empresa y, por otro lado, que es lo que esperan de dicho candidato y como puede evolucionar profesionalmente dentro de la misma. Existen muchos casos en los que el candidato entra a trabajar sin conocer sus funciones diarias, los objetivos propuestos o con una vaga idea del objetivo a desempeñar que le tiene preparado la empresa. Por ello, un 70% de las empresas entrevistadas afirman que han tenido casos de trabajadores que han hecho ghosting laboral en su primer día de trabajo.
 
No solo se debe advertir a las empresas de que deben tomar acciones contra el ''ghosting'', sino que también hay que concienciar a los solicitantes de empleo que realizar este tipo de acciones en los procesos de selección puede acarrear consecuencias negativas a la hora de realizar entrevistas con otras empresas a futuro, esto se conoce debido a que el 95% de las empresas guardan los datos de los solicitantes de empleo en su base de datos, pero el 72% de estas toman como referencia a los candidatos que realizan ''ghosting'' en sus procesos, compartiendo con las empresas del sector este tipo de perfiles a modo de ''lista negra''.