La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, que los centros comerciales de la región puedan abrir en la Fase 1 de la desescalada por el COVID-19, al margen de los metros cuadrados de los establecimientos y garantizando unas medidas de seguridad y límite de aforo. También ha solicitado eliminar las franjas horarias para realizar paseos teniendo en cuenta el cambio de temperaturas.

Durante su intervención en la undécima reunión de videoconferencia de presidentes autonómicos, Díaz Ayuso ha explicado que Madrid no va a pedir esta semana pasar a la siguiente fase pero ha trasladado la necesidad de que el Gobierno estudie adelantar algunas medidas contempladas en las fases 2 y 3, como la apertura de los centros comerciales con un límite de aforo, “habiendo un problema tan acuciante de desempleo” y teniendo en cuenta que muchos de los establecimientos en estos lugares son pequeños locales.

Desde que la Comunidad de Madrid entró en la fase 0 “aliviada” se permite la reapertura al público de los locales que se encuentren dentro de centros comerciales si tienen una superficie igual o inferior a 400 m2, con límite del 30% por ciento de aforo y que cuenten con acceso directo e independiente desde la vía pública. Esta medida permanece igual en la Fase 1 con la única modificación, hecha pública ayer, de que el acceso directo e independiente no es necesario que sea desde la vía pública sino desde el exterior del parque o centro comercial.

El Gobierno madrileño entiende que con ello se está penalizando a todos aquellos establecimientos ubicados en centros comerciales sin acceso directo e independiente a la calle, que son la inmensa mayoría. Por ello, resulta necesario, con la adopción de las pertinentes medidas de seguridad, flexibilizar esta medida en el sentido de permitir la apertura de estos locales aunque no cuenten con acceso directo desde la calle.

Por ello, la Comunidad de Madrid propone que se permita en Fase 1 la apertura de los centros y parques comerciales en las mismas condiciones de actividad y seguridad que se permiten en la Fase 2. Esto es, con límite de aforo al 30% de sus zonas comunes y del 40% en cada uno de los establecimientos comerciales situados en ellos. La opción pasa por no permitir la permanencia de clientes en las zonas comunes, a excepción de la actividad de hostelería y restauración, ajustada a lo permitido en la fase 1 (servicio de terraza con un aforo del 50%).

Sin franjas para los paseos

Por otro lado, la presidenta madrileña ha solicitado también suprimir las franjas horarias en los paseos. El objetivo es que los niños, que ahora mismo pueden salir a la calle entre las 12 y las 19 horas, o los mayores de 70 años (de 10 a 12 horas y de 19 a 20 horas) no tengan horario para evitar las altas temperaturas. “En Madrid a esas horas estamos a más de 30 grados y están pasando verdadero calor”, ha advertido.

La jefa del Ejecutivo autonómico también ha propuesto que que la gente pueda correr y andar sábados y domingos sin horario --hasta ahora permanecen las franjas de 6 a 10 y de 20 a 23 horas), y que la hora de los paseos y carreras se amplíe por la mañana y por la noche. “Sería más fácil para evitar aglomeraciones y me gustaría que lo valoraran para facilitar la vida a los ciudadanos”, ha pedido Díaz Ayuso. En este punto, ha recordado que hay deportes más individuales, como el tenis, el golf o de motor, que podrían desarrollarse ya con sus pertinentes medidas de seguridad.