Si eres de los que cada día se levanta y dice “busco trabajo y quiero encontrar un trabajo”, tendrás que prepararte para hacer una entrevista de trabajo de la forma adecuada para poder conseguirlo. Si tienes ya concertada una entrevista en tu agenda, hay una serie de pasos que puede dar antes y después de la entrevista laboral para asegurarte de causar una excelente impresión y ser el seleccionado.

Como dato curioso - numerosos estudios señalan que por norma general, los candidatos pasan hasta siete horas investigando la empresa antes de su entrevista de trabajo. El 64% investigan a su entrevistador. Debido a que las entrevistas son a menudo estresantes, el 70% practican sus respuestas en voz alta y el 62% preparan anécdotas para compartir con el entrevistador.

Aparte de tener un excelente curriculum vitae bajo el hombro y preguntarte una y otra vez sobre cuáles serán las preguntas de la entrevista de trabajo, es de suma importancia que te prepares todo lo que te detallamos a continuación para tener más posibilidades de conseguir ese empleo. Te explicaremos cómo investigar el trabajo y la empresa, cómo practicar las preguntas y respuestas de la entrevista, cómo vestirse  y más consejos para la preparación de la misma.

1-. Analizar el trabajo

Una parte importante de la preparación de la entrevista de trabajo es tomarse un tiempo para analizar el puesto de trabajo. Al revisar la descripción del puesto, considera lo que la empresa busca en un candidato.

Haz una lista de las habilidades, conocimientos y cualidades profesionales y personales que requiere el empleador y que son fundamentales para conseguir el puesto.

2-. Haz una lista en común

Una vez que hayas enumerado las características del trabajo, haz una lista de tus características personales: habilidades, cualidades, certificaciones, experiencias, cualificaciones profesionales, conocimientos informáticos, etc. Por último compáralas con las que se piden en el trabajo.

Piensa también en ejemplos de experiencias laborales anteriores que demuestren que tienes esas cualidades. De esta manera, si el entrevistador te pide que describas un momento en el que demostraste esa habilidad o capacidad en particular, estarás listo.

Esta preparación te ayudará a responder a las preguntas de la entrevista que hayan preparado para determinar si tú tienes el conocimiento, las habilidades y las cualidades necesarias para realizar el trabajo.

3-. Investiga la compañía

Antes de asistir a una entrevista de trabajo, es importante averiguar lo máximo posible no sólo sobre el trabajo, sino también sobre la empresa. La investigación de la empresa es una parte crítica de la preparación de la entrevista. Te ayudará a prepararte para responder a las preguntas de la entrevista sobre la empresa y a hacer preguntas al entrevistador sobre la empresa. También podrás averiguar si la empresa y su cultura son adecuadas para ti.

Para un entendimiento conciso de la compañía, revisa el sitio web de la compañía, específicamente la página "acerca de nosotros". Obtén una idea de cómo se compara la empresa con otras organizaciones de la misma industria leyendo artículos sobre la empresa en revistas o sitios web de la industria. También puedes consultar las reseñas de la empresa de los clientes y de los empleados actuales y anteriores.

Además, dedica tiempo a aprovechar tu red de contactos para ver si conoces a alguien que pueda ayudarte a obtener una ventaja en la entrevista con respecto a los demás candidatos. 

4-. Practica la entrevista

Tómate tiempo para practicar las respuestas a las preguntas de la entrevista que probablemente te hagan. Esto también ayudará a calmar tus nervios porque no tendrás que luchar por una respuesta mientras estés en la silla caliente de la entrevista.

Practica la entrevista con un amigo o un miembro de la familia con antelación y será mucho más fácil cuando estés en una entrevista de trabajo.

Intenta llevar a cabo la entrevista de práctica en el mismo formato que la entrevista real. Por ejemplo, si se trata de una entrevista telefónica, pídele a un amigo que te llame para practicar cómo responder a las preguntas por teléfono. 

Si se trata de una entrevista virtual, asegúrate de que te sientes cómodo con la tecnología, revisa las preguntas y respuestas más comunes de la entrevista de trabajo y piensa en cómo vas a responder, de modo que estés preparado para hacerlo. 

5-. Prepara tu ropa para la entrevista

No esperes hasta el último minuto para asegurarte de que tu ropa para la entrevista está lista. Ten un traje de entrevista listo para usar en todo momento, así no tendrás que pensar en lo que vas a usar mientras te preparas para la entrevista de trabajo.

Independientemente del tipo de trabajo para el que te entrevisten, la primera impresión debe ser muy buena. Cuando te vistas para una entrevista para un puesto profesional, vístete de acuerdo con la ropa de negocios.

Si solicitas un trabajo en un entorno más informal, como una tienda o un restaurante, sigue siendo importante estar limpio, ordenado y bien cuidado, y presentar una imagen positiva al empleador.

También es importante pensar en el maquillaje y los accesorios al vestirte para una entrevista. 

6-. ¿Cómo peinarte para una entrevista de trabajo?

La forma en que te peinas para una entrevista de trabajo es casi tan importante como la ropa que usas para la entrevista. Después de todo, el entrevistador se dará cuenta de todo sobre ti, incluyendo tu atuendo para la entrevista, el peinado y el maquillaje, y sólo tienes unos segundos para causar una gran impresión.

Investiga los peinados para el pelo corto, medio y largo para inspirarte en cómo debes llevar tu pelo cuando te entrevisten. 

7-. ¿Qué debes llevar a una entrevista?

Es importante saber qué llevar y qué no llevar. Entre lo que se debes llevar incluímos un portafolio con copias extras de tu currículum, una lista de referencias, una lista de preguntas para el entrevistador y algo para escribir.

También es importante saber qué no debes llevar, incluyendo tu teléfono celular, o al menos deberás apagar el teléfono. Evita las tazas de café, chicles o cualquier otra cosa que no seas tú y tus credenciales. 

8-. Practica la etiqueta de la entrevista

La etiqueta de la entrevista es importante. Recuerda saludar a la recepcionista, a tu entrevistador y a todos los demás que conozcas de forma educada, agradable y entusiasta. 

9-. ¿Cómo debes comportarte durante la entrevista?

Vigila tu lenguaje corporal, da la mano con firmeza, haz contacto visual mientras argumentas o te explicas, presta atención y sobretodo demuestra interés.

Cuanto más positiva sea tu impresión, mejor será tu desempeño durante la entrevista de trabajo.

10-. Obtiene direcciones

Si te vas a entrevistar en persona, es importante saber de antemano dónde tienes que ir para tu entrevista de trabajo. De esa manera, evitarás llegar tarde a la entrevista. Utiliza Google Maps o una aplicación similar para obtener direcciones si no estás seguro de adónde vas.

Programa tu GPS, si tienes uno, para que puedas encontrar la mejor ruta a la empresa. Comprueba el aparcamiento, si es probable que sea un problema.

También puedes confirmar la hora y el lugar de la entrevista, para asegurarte de que vas en la dirección correcta.

11-. Escuchar y hacer preguntas

Durante una entrevista de trabajo, escuchar es tan importante como responder a las preguntas. Si no prestas atención, no podrás dar una buena respuesta.

Es importante escuchar al entrevistador, prestar atención, y tomarse el tiempo, si lo necesitas, para componer una respuesta apropiada. También es importante discutir tus calificaciones de manera que impresionen al entrevistador.

También es recomendable que te hagas una lista, al menos mental, de preguntas para el entrevistador. Hacia el final de la entrevista, hazle saber al reclutador que crees que el trabajo es una excelente opción y que estás muy interesado.

Sabrás si la entrevista ha ido bien si dura más de 30 minutos, si discutes el salario o si recibes una invitación para una segunda entrevista.

12-. Haz un seguimiento en forma de carta de agradecimiento

Después de una entrevista de trabajo envía una nota de agradecimiento o un correo electrónico reiterando tu interés en el trabajo.

Considera tu carta de agradecimiento como una carta de seguimiento de "ventas". Reitera por qué quieres el trabajo, cuáles son tus fuertes, cómo podrías hacer contribuciones significativas, y así sucesivamente.

Esta carta de agradecimiento es también la oportunidad perfecta para discutir cualquier cosa importante que tu entrevistador no haya preguntado o que tú no hayas respondido tan detalladamente o tan bien como hubieras querido.

Fuente: www.jobatus.es