La prestigiosa editorial internacional” Client Choice” ha premiado al abogado Raúl Pardo-Geijo Ruiz como el mejor penalista de España, galardón que viene obteniendo por diversas instituciones de ámbito internacional desde hace más de una década.

En un evento celebrado en Londres, el letrado recogió el premio al “mejor abogado penalista de España” (Client Choice Award 2020: Best Criminal Lawyer in Spain) sin embargo la lista de premiados era secreta hasta mediados de 2020. El considerado desde más de una década como el mejor abogado penalista de Murcia, en el acto de su discurso mostró su malestar por los enormes cambios de la jurisprudencia española al impedir ello que el ciudadano tenga la seguridad jurídica que necesita y no permitirle conocer con la debida determinación qué concreta conducta constituye un delito y cual no. Por esa razón, continuaba diciendo, es “preciso conocer a la perfección como interpreta el Tribunal Supremo la ley porque el Código Penal carece de la suficiente claridad y es la jurisprudencia la que, verdaderamente, establece cuando se comete el delito”, como sucedió con la conocida absolución de varias personas por la tenencia de numerosas toneladas de tabaco de liar que, acusadas de cuatro delitos de contrabando y contra la Hacienda Pública, fueron absueltas por el Alto Tribunal al compartir con el letrado Pardo Geijo que la Ley no distinguía con la claridad precisa si este hecho era o no delictivo.

En este año 2020 también ha recibido varias distinciones que pretendían reconocer tanto la trayectoria profesional de este abogado penalista murciano como sus triunfos jurídicos y sus publicaciones, especialmente, en el campo penal que acreditan la continua formación que posee sobre las constantes innovaciones jurisprudenciales que se producido estos años. Sin embargo, la obtención de varios galardones a nivel internacional (“Leaders in Law”, “Law Awards”, “Innovation and Excellence Awards”, “GBM”, “Global Excellence”,  “Global Law Experts” o “Corporate INTL, entre otras) supone otra escalda más a su ya reconocida trayectoria jurídica.

La última de ellas, hace escasos días, fue la distinción de Best Lawyers Global Bussiness Edition que, en su guía anual publicada el 2 de octubre de 2020, señaló a este abogado de Murcia como el mejor penalista de ámbito nacional. Y es que ya logró el “Best Lawyers” 2020 como, entre los seleccionados, “mejor abogado de España en Derecho Penal” o, en los propios términos de la Editorial, “Best Lawyer in Spain: White Collar Crime/Criminal Defense”. Este instituto de enorme reputación legal, galardona a abogados en todo el mundo que destacan por la excelente actuación en el panorama judicial en las distintas ramas que tiene el Derecho. 

Personado en la mayor parte de los casos instruidos en la Región de Murcia, como el del fraude en las obras del AVE, el caso Chopillo, el caso Lienzo de falsificación de obras de pintores murcianos, así como Umbra, Barraca, Biblioteca o Ninnete (la mayoría de ellos dinamitados por cuestiones de fondo o de forma, al conseguir numerosas nulidades en los procedimientos) ha defendido a distintos políticos de España, entre ellos, a la senadora y exalcaldesa de del Partido Popular, de la que consiguió por segunda vez (ya lo hizo en el caso “Novo Cartago”) su absolución así como la de numerosos acusados en la trama “Púnica”. Y lo mismo puede decirse de su actuación en el resto de España: “Lingotes”, “Sakura”, “Tosca”, “Himosa”, “Ópera” o algunas piezas de “Gürtel” o “Malaya” son éxitos de este letrado que rehúsa dejarse conocer por los medios de comunicación, al  menos no sin cierta dificultad. De sus últimas palabras públicas, pronunciadas al recoger el galardón en Londres (Inglaterra), destacamos, por su interés, cuando afirmó que, en el ámbito penal, “el planteamiento fáctico de un asunto es tan importante como el jurídico, pero sin el primero el segundo deviene estéril”, recordando “todo es cuestión de la estrategia marcada a cada asunto”.