Ha sido creada la Agrupación Sanitaria Española, formada para profesionales de todo el sector sanitario, y que hartos de la precariedad laboral han decidido unirse para reclamar sus derechos laborales que según la Agrupación les vienen siendo negados desde hace más de quince años, y cuyo objetivo es reclamar de forma colectiva sus derechos ante los Tribunales de todas las comunidades autónomas de España, tal y como se puede leer en su página web (www.asaes.es).

Según informan a este periódico, si algo ha puesto de relieve la actual crisis sanitaria por la pandemia del COVID 19 es que, independientemente de las medidas restrictivas de mayor o menor gravedad que han sido impuestas en diferentes países, es fundamental gozar de un Sistema Nacional de Salud fuerte con personal sanitario suficiente y con los medios adecuados para hacer frente a esta y a cualquier otra crisis sanitaria que pueda suceder, y seguramente sucederá, en el futuro.

No piden condiciones de trabajo extraordinarias, sólo que sean dignas, como las de cualquier otro trabajador. Creen insultante que, sistemáticamente se anulen sus derechos laborales con contratos temporales, ya que, tal y como nos comentan, en muchos casos hay personas que han llegado a firmar más de 10 contratos en un mismo mes y en un mismo servicio.

Los datos facilitados por ASAES, destacan que el 75% de todo el personal sanitario está contratado de forma temporal (cerca del 60% con contratos inferiores a 6 meses), y que esto supone un abandono total de los derechos más elementales ya que les impide tener acceso a vacaciones pagadas, pagas extraordinarias o a la baja laboral puesto que “el Servicio de Salud, simplemente esperan a que finalice el contrato y no lo renuevan, ahorrándose el pago que corresponde por baja laboral y dejándonos totalmente desprotegidos, llegando a suceder lo mismo incluso cuando una mujer se queda embarazada

Además, en el caso del Sistema Nacional de Salud, según datos recabados por ASAES, el número de hospitales se ha visto reducido de 19,2 a 16,5 por cada millón de habitantes, entre 2000 a 2015; y entre 2010 y 2015, se ha visto reducido el número de camas por cada cien mil habitantes, pasando de 315 a 298; además de que en 2014 la ratio de personal sanitario era una de las más bajas de los países pertenecientes a la La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), entre los que se encuentra Austria, Colombia, Alemania, Polonia, Portugal o Turquia. Continuando el desmembramiento de la Sanidad pública hasta la fecha, sin haberse producido mejoras en los aspectos señalados.

Sin obtener mejora alguna a la situación descrita, y sumando el abandono sufrido Colegios profesionales, Sindicatos, Servicios de Salud “puesto que muchas veces niegan el problema o dicen no ser competencia suya”, ASAES manifiesta desconocer las razones por las cuales estos organismos no promueven reclamaciones colectivas de forma más enérgica ante la clamorosa falta de medios y de derechos laborales desde hace más de quince años en la Sanidad Pública, pues entienden que “en cualquier otra profesión se hubiesen llevado a cabo las protestas y reclamaciones hasta las últimas consecuencias”.

Con todo, en ASAES se muestran decididos a ir hasta el final, centrando sus esfuerzos y energías contra los contratos temporales puesto que “son habituales contratos seguidos de un solo día o de menos de una semana en el mismo servicio, evitando así la Administración cotizar los fines de semana o pagar festivos. Siendo todo un éxito lograr tener un contrato de 6 meses y dando la enhorabuena los compañeros por contratos de un mes”.

Nos informan, que muchas veces el sistema de contratación se realiza por teléfono “abusando de una Ley que solo se debería usar para casos de necesidad y urgencia, cuando lo único urgente y necesario es hacer las cosas con la misma profesionalidad que nosotros desempeñamos nuestro trabajo”; e incluso señalan, que cuando se pone en contacto con ellos el Servicio Público de cada Comunidad Autónoma están obligados a aceptarloporque si no lo haces te sancionan”.

Respecto a las Ofertas Públicas de Empleo, Indican que hay personas que han aprobado varias oposiciones sin conocer el resultado hasta varios años después, lo que los lleva a “trabajar de un lugar a otro del territorio español, enlazando contratos con otros trabajos para poder mantener a nuestra familia, sabiendo que tenemos un puesto fijo sin asignar”.

Pese a todo muestran una actitud positiva y se encuentran decididos y motivados dado el apoyo obtenido en las últimas resoluciones favorables de los Tribunales españoles y del Tribunal de Justicia Europeo, el cual entiende necesario que se realicen estas reclamaciones judiciales para que los Tribunales españoles sancionen a la Administración pública y cesen así los abusos que viene cometiendo desde hace años.

Es fundamental, solucionar todos estos problemas puesto que no hacerlo conlleva una fuga de profesionales a otros países, habiéndose batido durante 2019 el récord de Certificados de idoneidad para salir al extranjero, pues según los datos recabados hasta el 31 de diciembre de 2019 por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) se ha pasado de expedir en 2011 un total de 1380 certificados de idioneidad a médicos para salir al extranjero a 4.100 certificados en 2019, una cifra que supone un crecimiento de un 18,7% respecto a los datos de 2018, cuando se expidieron 3.452.

Ante las circunstancias descritas, se muestran seguros a la hora de afirmar que este problema requiere de una solución inmediata que asegure que no vuelva a suceder lo que hoy vivimospara ello hemos decidido trabajar con todas las profesiones de la Sanidad con el objetivo de obtener la estabilidad laboral y los derechos más esenciales merecidos”; es previsible una batalla en los Juzgados al más puro estilo David contra Goliath, pues el personal sanitario se planta ante la Administración pública.

Por todo ello, hacen un llamamiento a la sociedad por ser fundamental contar con el apoyo de la sociedad para que conozcan la realidad. Y animan a toda la ciudadanía, a preguntar a los Médicos de su entorno o de su Centro de salud, a los enfermeros, celadores, auxiliares, personal de limpieza, etc., en definitiva, todo el que trabaja para el Servicio de Salud, ya señalan que esto afecta a todos los trabajadores del Servicio de Salud de cada Comunidad Autónoma.