El concejal Vicente Montañez (VOX) tras conocerse el nuevo intento de ERTE sobre la EMT Valencia y la negativa del Comité de empresa de aceptar el mismo, quiere manifestar su rechazo total a la medida.

Sobre el hecho de que los sindicatos no apoyen este nuevo ERTE, donde se cambian sustancialmente las condiciones para los trabajadores. Montañez añade “Sorprende que esos mismos sindicatos no se opusieran al ERTE de causa de fuerza mayor cuando se trataba de servicio público y no tenía cabida ese ERTE.” Además añade que “no deja de sorprenderme como esos sindicatos han entrado al trapo de maniobras de libro en la negociación de convenios colectivos”.

En cuanto al ERTE, añade que no tiene cabida un ERTE por una disminución de la producción. Puesto que dados los plazos manejados por el gobierno que la disminución de la facturación y por tanto de la actividad va a ser una tónica general durante todo el año 2020. Por tanto nos encontramos en un “nuevo escenario donde hay que buscar nuevas fórmulas empresariales para dar valor y contenido a la EMT Valencia”.

Desde el Grupo Municipal VOX somos conscientes de los compromisos adquiridos con los trabajadores de la empresa y que el actual equipo gestor es absolutamente incapaz de cumplir”.

Ya que el margen de maniobra necesario para acometer esta crisis con tranquilidad al igual que otras empresas públicas se lo estafaron por ser unos negligentes gestores en 8 transferencias bancarias.

Vicente Montañez añade que “fruto del absoluto desastre de gestión y que les inhabilita totalmente para buscar soluciones en un mercado recesivo para esta empresa”.

Desde el Grupo Municipal VOX apostamos por la transformación de la EMT en una empresa de servicios metropolitanos acorde a los modelos de negocios existentes en las principales ciudades europeas. Para poder así asegurar el trabajo de la gran mayoría de los empleados y asegurar las inversiones q han sufragado todos los valencianos.

Montañez destaca que “el Ayuntamiento de Ribó con el camikaze Grezzi al frente ha demostrado ser incapaz de dar ni solución a la estafa ni solución a la actual crisis. Estoy convencido que no le dará tampoco solución al nuevo escenario competitivo que tiene delante la EMT donde se juega su futuro”.

Para acabar afirmando que “ha llegado el momento de aparcar la bicicleta, de dejar la demagogia de izquierda radical a un lado y asumir la responsabilidad cara a los empleados públicos, a los ciudadanos y “accionistas” valencianos, y asegurar que al menos los gestores públicos son capaces de no destruir empleo, ni temporal ni muchísimo menos definitivos”.

“Si el señor Grezzi y su gerente se encuentran igual de capacitados para asumir esta crisis de lo que hicieron con la estafa de los 4 millones de € donde a fecha de hoy siguen sin hacer nada, lo mejor que pueden hacer es coger un autobús de la EMT sin estar debidamente desinfectado, con papel de burbuja como separación del conductor y con los mismos EPIS que les han entregado a los trabajadores e irse dirección a la cola del paro donde pretenden enviar a los trabajadores de aquella empresa q han sido incapaces de gestionar”.