"Solo nos quedan siete ganaderías de leche de vaca, no podemos permitirnos que las maltraten como están haciendo o este sector productivo desaparecerá en la región". La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Madrid (UPA Madrid) ha alertado así sobre las prácticas comerciales ilegales a las que la industria y la distribución somete a estas explotaciones.

"Las grandes empresas aprietan tanto a los ganaderos que muchas veces incluso les pagan menos de lo que les ha costado producir la leche", han denunciado desde UPA Madrid. "Pagar por debajo del coste de producción y otras prácticas son ilegales. Tenemos una legislación que las prohíbe, pero las grandes empresas ejercen sus presiones para que no se apliquen la Ley de la cadena alimentaria y el resto de reglamentos que, en teoría, deberían protegernos los ganaderos", han explicado.

Por eso, UPA Madrid ha pedido a la Administración un compromiso firme para que también las grandes empresas cumplan las leyes. Durante la reunión que la vicesecretaria general de UPA Madrid, Mónica Álvaro, mantuvo con el director general de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Rafael García González, UPA Madrid exigió que periódicamente se revisen los contratos lácteos. "No estamos pidiendo algo imposible, son solo los contratos de siete explotaciones, creemos que la Administración debe garantizar que la Ley se cumple".

A la reunión también asistieron el subdirector general de Producción Agroalimentaria, Jesús Carpintero Hervás, la responsable de área de Industrias Agroalimentarias, Irene García Marcos, uno de los últimos ganaderos lácteos de la región, Eugenio de la Morena, y un responsable de Comunicación de la organización de productores de leche Agaprol, David Frontela.

Sin embargo, hay motivos de esperanza. Entre ellos, la reciente sentencia de un juzgado de Granada sobre cuatro grandes empresas que pactaban los precios y a las que se conoce como 'cártel de la leche'.

También en la Comunidad de Madrid "podría estar operando un cártel de este tipo". Y es que hay tan pocas empresas lácteas que los ganaderos "tienen mucho miedo a denunciarlas porque se arriesgan a que nadie les recoja la leche", han señalado desde UPA Madrid. "Los ganaderos pedimos justicia, nada más y nada menos. Si no cumplen la Ley, no dudaremos en ir a los tribunales", han advertido.

Fuente: www.upa.es