El renting de maquinaria de construcción es una oportunidad que pueden aprovechar las empresas para financiar un activo con la condición de pagar una cuota mensual establecida por la entidad de renting, durante un lapso de tiempo y luego volver a renovar el contrato o solicitar uno nuevo. En palabras más sencillas, el renting es un alquiler de un equipo donde el emprendedor hace uso de él a cambio del pago de una renta fija. Mientras que el leasing, por su parte, es el arrendamiento del activo durante un lapso de tiempo de 24 meses con una opción a compra al finalizar el contrato.

Últimamente en España el hábito de consumo y la manera de tener bienes o servicios ha ido cambiando con el paso de los años, al verse influenciado por las situaciones económicas y culturales, las estadísticas de alquiler y de renting demuestran que son las mejores alternativas para acceder a un activo.

A diferencia del leasing, las empresas de renting se hacen responsable de todos los mantenimientos, servicios y seguros del activo que se está arrendando, por consiguiente, su cuota es un poco más alta. Mientras que el arrendamiento del leasing solo incluye el pago por el uso del activo y los gastos por averías, los seguros los deberá cubrir el cliente.

El crecimiento del renting y leasing para maquinarias de construcción se debe a que las empresas que eligen esta modalidad de financiación obtienen grandes ventajas, aquellas empresas que están comenzando o desean invertir en maquinaria nueva esta opción de hacerlo les permite tener una facilidad financiera.

Haciendo posible la materialización de proyectos que de otra manera no sería posible llevar a cabo, ya que los costes de adquirir un vehículo o un inmueble suelen ser muy elevados para emprendimientos que apenas están dando comienzo. Además, es probable que los emprendedores no necesiten estas herramientas de forma permanente, por lo que un contrato temporal les permite minimizar costes.

 

¿Qué puedo financiar con renting o leasing?

El renting y el leasing ofrecen a las empresas la posibilidad de acceder a todo tipo de bienes, como pueden ser las maquinarias especializadas: tales como eléctricas, maquinarias de construcción y maquinarias industriales; aparatos tecnológicos e informativos, como ordenadores, impresoras o fotocopiadoras. Al igual que se puede financiar vehículos industriales como: coches, camiones, trenes de carretera entre otros o mobiliarios, así como lo son los escritorios, sillas y cualquier mueble de oficina.

 

Ventajas que ofrece el renting y leasing para los emprendedores

La razón por la que el renting y leasing están en auge se debe a que ambos ofrecen ventajas a los emprendedores. El renting y leasing ofrecen una variedad de beneficios fiscales para las empresas y comercios.

Es posible para las pymes y otras empresas que no cuentan con capital para invertir en maquinarias u otros activos, obtener estos equipos a través de estas herramientas financieras. Específicamente en España, el apalancamiento que representan el leasing y el renting permite llevar a cabo proyectos que de otra manera no serían posibles.