La noticia más importante del Sabadell es que César González-Bueno, el nuevo consejero delegado del Banco Sabadell ya vive en Barcelona: ya ha abierto piso. Su familia también se trasladará de Madrid a la capital catalana aunque en una segunda etapa, por razón del colegio de sus hijos.

Recuerden que el fichaje fue tan apresurado que, hasta marzo, se supone, el Banco Central Europeo (BCE), no habrá emitido su visto bueno. Y precisamente será el 31 de marzo cuando ya se hayan marchado a su casa (con un 75% del salario) 1.900 empleados del banco. Los mayores, ciertamente, porque lo que se busca es una plantilla lo más parecida a un colectivo de activos digitales.

Hasta entonces, al jubilado Jaime Guardiola se le acumula el trabajo. Por una parte, hacer el traspaso de poderes: se pasa media jornada encerrado con González-Bueno. De otra, cerrar el ejercicio 2020 antes de irse: él será quién presentará los resultados del ‘año negro’ a analistas y periodistas.

Bueno, despacha mucho más con Guardiola que con Oliu. De hecho, lo único que ha pedido González-Bueno al presidente es que culmine la venta del británico TSB.

Abramos un paréntesis porque, a los analistas de la Morgan, el pasado lunes 11, les dio por matrimoniar a Santander y Sabadell. Y no está mal la quimera porque, de hecho, ¿hubo acercamiento entre Santander y Sabadell para una fusión, es decir, para una absorción del banco catalán por el cántabro? Sí, lo hubo, e Hispanidad lo contó el 3 de noviembre, justo tras romper Sabadell con BBVA.

Ahora bien, Ana Botín ni entró a negociar con Pep Oliu. Sí, el Sabadell le aportaba Cataluña, la región más floja para el Santander pero ahora las oficinas en lugar de activos parecen pasivos y, además, Ana Botín quería el Sabadell por un euro, como el Popular. Por otra parte, el Santander no está precisamente orgulloso de su labor en el Popu, donde entró como un elefante en una cacharrería.

Y con todo esto quiero decir que el Sabadell va a seguir en solitario y que el fichaje de González-Bueno se ha hecho, de la noche a la mañana, por ser el hombre de ING Direct España. Sólo por eso. Y eso es lo que quiere ser el Sabadell: solitario y digital.

Recordemos que González-Bueno, antes que en ING  ya andaba por la nueva banca en BBVA, como encargado de canales alternativos a quien nadie hacía caso. Luego vino su gran éxito profesional con los holandeses y aún tuvo otra experiencia digital: separar Evo Banco -que no es exactamente un banco digital pero se le parece- de las cajas gallegas, hoy Abanca. Un banquero digital.

Eso sí, no parte de la nada como en ING Direct, sino de un banco clásico, presencial, que aún cuenta con 17.000 trabajadores en plantilla y con un negocio de pymes que no puede perder, no debe perder.  

FUENTE: https://www.hispanidad.com/confidencial/banco-sabadell-gonzalez-bueno-ya-vive-en-barcelona-marca-modelo-en-sector-prejubilando-12-plantilla-sube-20-en-bolsa_12023508_102.html