Madrid Calle 30, la empresa mixta encargada de la explotación, conservación y mantenimiento de la vía de circunvalación, ha comenzado a participar en las labores de desinfección de la ciudad de Madrid en colaboración con el Ayuntamiento de la capital.

Desde el jueves 4 de abril, la compañía ha puesto a disposición del consistorio una baldeadora, dos furgones y un camión con depósito así como un equipo de 9 operarios que trabajan en diferentes turnos para repartir una media de 4.600 litros de desinfectante cada día.

Las zonas donde el personal de Madrid Calle 30 ha efectuado labores de desinfección son: Tetuán, Pueblo de Vallecas, Puente de Vallecas, Entrevías y Chamberí. En total se han limpiado 509 calles y más de 136 puntos críticos (entradas de supermercados, accesos a centros de salud, kioskos, fachadas de farmacias, etc.)

Además, recientemente se ha puesto a disposición del ayuntamiento una máquina de
desinfección de ozono para la limpieza de habitáculos de vehículos con una capacidad de 161 automóviles por día, ofreciendo así mayor seguridad a todos aquellos que están trabajando para proteger a los ciudadanos de Madrid de un posible contagio.

El exitoso modelo de gestión público-privada de la vía de circunvalación más importante de la capital ha permitido que, tanto Madrid Calle 30 como Emesa, la empresa responsable de su mantenimiento, puedan aportar su valor y conocimiento en favor de esta crisis y de los madrileños.

Con esta iniciativa Madrid Calle 30 se suma al esfuerzo de las empresas, públicas y privadas, organismos y de la sociedad madrileña en general, por aportar las propias capacidades para que esta situación excepcional originada por la crisis del Covid-19 termine cuanto antes.

Rosalía Gonzalo, Consejera delegada de Madrid Calle 30, insiste en el esfuerzo de la compañía gestora por seguir trabajando bajo las más estrictas medidas de seguridad para dar servicio, no solo a los usuarios de la M-30 sino que ahora amplía su ámbito de actuación a toda la ciudad de Madrid.

La reducción del tráfico en la calle 30 en un 52% permite poner a disposición del Ayuntamiento una parte de su capital humano y técnico para ayudarle en su labor de desinfección.

Además, Gonzalo ha querido agradecer el trabajo de todos los empleados de Madrid Calle 30: “Sin el esfuerzo y el compromiso de todos los que forman parte de

Madrid Calle 30 sería imposible ayudar de una manera tan eficiente al Ayuntamiento de Madrid.

Todo el equipo somos conscientes de que esta situación excepcional requiere de la solidaridad y el compromiso individual y colectivo”.