Cuando soñamos con nuestra primera vivienda siempre pensamos en una casa grande, con varias habitaciones (a ser posible con baño incluido) y muuuuuchos metros cuadrados.

Sin embargo, a la hora de la verdad, cuando ponemos pies en tierra, nos encontramos con que el metro cuadrado en ciertas ciudades está a precio de oro y por regla general, es en esas ciudades donde la mayoría de nosotros necesitamos vivir, principalmente para ganarnos el sustento, ya que son ciudades en donde el trabajo se prodiga más.

Así pues, no nos queda otra que ser prácticos y buscar una casa con menos espacio y en proporción, con menos hipoteca o gastos de arrendamiento.

Pero esto, en lugar de parecer algo negativo, si lo analizamos bien, a la larga resulta bastante positivo y no solo para nuestro bolsillo, sino para nuestra calidad de vida, ya que al tener menos metros que limpiar, lógicamente invertimos mucho menos tiempo en esa tarea,  que por otra parte, resulta bastante ingrata, con lo que nos queda más tiempo para viajar, para el ocio, para descansar... Como ves, son muchas las ventajas de vivir en un piso pequeño. ¡Y aún hay más, quédate con nosotros y te lo contaremos todo!

 

Ventajas de un casa pequeña

 

A continuación, te vamos a mostrar algunas razones por las que simplificar en elementos y estructuras hace que el uso de los espacios sea mucho más cómodo, dando como resultado que en ocasiones, lo menos sea más:

  • Menos espacio, más acogedor. Las dimensiones reducidas no tienen por qué ir en contra de un ambiente cálido y agradable, no es necesario sacrificar tu estilo y personalidad. Sin necesidad de recargar el ambiente, solo con escoger un color de pintura adecuado y añadir objetos con características propias, crearás un espacio íntimo en el que tu esencia estará siempre presente.
  • Menos dimensiones, más ahorro energético. Un espacio reducido supone menor iluminación y menor gastos en climatización, y por ende, mayor ahorro y beneficio para tu bolsillo.
  • Menos metros cuadrados, más ahorro en decoración y mobiliario. Sí, así es, además de los quebraderos de cabeza que te ahorras a la hora de decorar, también ahorrarás a la hora de invertir en decoración y mobiliario, pues es muy fácil integrarlo todo en el mismo espacio. Puedes optar por integrar la cocina en el salón y el baño en el dormitorio. En cuanto a las habitaciones, podrías comprar camas abatibles. Este tipo de camas son una magnífica solución y no solo económica, sino que aporta multitud de beneficios. ¡Sigue leyendo y no te pierdas ninguno! 

 

Los múltiples beneficios de las camas abatibles

 

  • El principal de ellos y que después de lo hasta aquí escrito resulta obvio, lo constituye el ahorro de espacio que supone. Incluso permite que la misma sala pueda ofrecer una doble funcionalidad, como dormitorio y como despacho, por ejemplo.
  • Y continuando con la multifuncionalidad, una cama abatible, puede servir de cama habitual o de cama de invitados por si recibes una visita sorpresa.
  • Además, este tipo de mueble puede venir solo o acompañado de complementos como armarios, maleteros, con lo cual son un lugar perfecto de almacenaje.

Eso sí, te aconsejamos que cuando adquieras este tipo de producto lo hagas en tiendas cuyo experto equipo sepa aconsejarte con eficiencia y precisión, teniendo en cuenta tus necesidades, como es el caso de Concept Confort, mueblería especializada en artículos para el descanso y muebles desde 1965. Pertenece al grupo El Rey de las camas y en sus más de cincuenta años de experiencia, ha desarrollado una gran actividad empresarial que está en contínuo crecimiento, como puedes observar en cualquiera de sus siete tiendas repartidas por toda la Comunidad de Madrid.

Ofrecen una amplia gama de camas abatibles, a continuación te mostramos algunas de ellas.

 

Tipos de camas abatibles de Concept Confort

 

  • Cama abatible de apertura horizontal. Con una gran variedad de modelos, colores y complementos y destacando por su facilidad para recogerla, optimizará al máximo tu espacio.
  • Camas abatibles verticales. Con ellas, tendremos una opción práctica, estética, cómoda y segura, para una habitación juvenil o de invitados. 
  • Camas abatibles matrimoniales. El mundo de la camas abatibles no se reduce solo a las camas individuales, son una perfecta solución para habitaciones de matrimonio, concediendo un espacio extra como cuarto de juegos para los niños, por ejemplo. 
  • Literas abatibles. Como máxima culminación y optimización del espacio, sin límites, las literas abatibles, son perfectas para entornos  juveniles compartidos, tanto para aprovechar el espacio de juego como para mantener el orden en nuestra vivienda. Cabe destacar que cada litera incluye dos camas plegables.

Y por si esto fuese poco, y en el colmo de la comodidad, también existen las camas abatibles eléctricas y motorizadas, Solo tendrás que pulsar un botón y voilà ¡¡¡magia!!!

Así pues, indudablemente  y después de todo lo expuesto, no es de extrañar que las camas abatibles sean tendencia, una moda imparable a la que tú también puedes unirte si lo deseas.

No lo dudes más y entra ya en la web de Concept Confort. ¡Tu bolsillo y tu descanso te lo agradecerán!