El céntrico palacio de los Duques de Santoña ha sido el escenario elegido por Triangulo de la Moda,  la asociación de proveedores y mayoristas de ropa al por mayor, complementos y bisutería del centro de Madrid,  para entregar sus premios anuales, en segunda edición, que debido a la difícil situación que atravesamos, sufrieron el consiguiente retraso.

En esta ocasión, de reencuentro, y tras las palabras de bienvenida por parte de su presidenta, Montserrat Gallego, que elogio el tesón de las empresas textiles en los momentos más duros de la pandemia para elaborar mascarillas o equipos de protección y la labor y entereza de todos los profesionales para impulsar el valor de la Moda española, en movimiento, los cuatro ganadores recibieron, de manos de sus predecesores, los triángulos galardones.

Previo también las palabras de agradecimiento y apoyo del presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios y presidente de ASECOM (Asociación  de Empresas de Confección y Moda de Madrid),  Ángel Asensio, encargado de dar el primer premio al alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida por el apoyo nutrido desde el Ayuntamiento a un sector  “muy castigado,  pero muy importante”, como reconoció Asensio,  generador no solo de valor añadido, sino también en la formación y desarrollo de empleo y riqueza en la región. “La Comunidad es la primera que más aporta al desarrollo de la exportación nacional”.

Momentos difíciles vividos en este tiempo de encierro, para mantener abierta las industrias del sector, pero que poco a poco se van disipando.  “Porque la Moda reúne y revive lo mejor de la historia de Madrid.  Su paisaje urbano. Y la capacidad y el esfuerzo desde las instituciones para situarla, en corto plazo, en un lugar preferente en el mundo”, reconoce el regidor municipal. Un verdadero escaparate para ser admirada.

Optimismo fue la palabra de esperanza más destacada en su guión por parte del alcalde, que dedico el premio “a todos los profesionales”. Acompañado en esta ocasión por Almudena Maillo, concejala delegada de Turismo, entre otras personalidades.

Asimismo, desde la pequeña tribuna y ante el auditorio se comprometió a seguir la labor de apoyo por parte del consistorio al sector. “Habéis mostrado una gran capacidad adaptación a las circunstancias cambiantes y desde la Administración tenemos que acompañaros”.

Por su contribución a la difusión en ferias y salones de Moda, el distintivo triangular recayó en Julia González, directora de Ferias de Moda, Belleza y Estilo de Vida Ifema Madrid, Toda una líder en esto de estar a la última. Sus 25 años ligada a Feria de Madrid y congresos como Momad, Shoe Room,  100Bodas,  Salón Look le hacen gran merecedora de este reconocimiento, para dar difusión a un gremio que reconoce debe ser un reflejo de lo que pasa aquí y fuera. “Que todas las empresas, agentes, encuentren su sitio. Y que cada sector nos encuentre a nosotros. Porque si las ferias crecen, todos crecemos”.

Pero no solo las ferias son la plataforma ideal para difundir moda española, los medios también ocupan un papel relevante como difusores no solo de las tendencias a marcar, sino también de la situación real y de los posibles problemas que atraviesa el sector.  Así el premio fue para un compañero y gran profesional por su amplia trayectoria, desde hace ya 28 años, por saber situarla, con suma maestría, en la actualidad catódica una y otra vez, el director del espacio de La primera, “Flash Moda”, Jesús María Montes-Fernández.  Muy agradecido por haber pensado en él, para este elegante galardón.

Como también agradeció a su familia, su madre, modita, que le enseño a amar la Moda, y su padre modelo., Flora González, presentadora de Informativos Telecinco, otra de los premiados en esta segunda ceremonia. Y reconoció “la importancia del valor en uno mismo para poder ir por la vida sin miedo”, enseñanza familiar que lleva a gala.

Pero la puesta de largo de entrega de la Asociación Triángulo de la Moda,  creada hace diez años y que aglutina a unas 45 tiendas tenía reservada una sorpresa final. Un premio especial a la labor de difusión y enseñanza digital para el desarrollo del sector en aquellas tiendas que al principio eran reacias a las nuevas tecnologías, pero que gracias al esfuerzo, empeño y apoyo de personas como Lorena González y Marina Salvador se han ido adaptando, con paciencia, a los nuevos tiempos y ya no lo dejan.

Unos creativos reconocimientos que no pasan ni pasaran de modé, a pesar de las adversidades, gracias a los valores y capacidades de sus profesionales, cargados siempre de emotividad que ya tejen los patrones de una próxima edición.

César Serna