La agricultura y ganadería familiar deben asentar la alimentación del mundo a corto, medio y largo plazo. Es el modelo más resiliente, más variado y diverso, más cercano y más global y el que produce alimentos de más calidad y accesibles, generando además enormes beneficios a toda la sociedad.

Es el mensaje que está trasladando UPA en la cumbre de los Sistemas Mundiales Alimentarios, que la ONU celebra hoy en Nueva York, y que la organización está siguiendo “muy de cerca”. En 2050 el mundo tendrá que producir un 70% más de comida para alimentarnos a todos, según la FAO. Para lograrlo, en un contexto de cambio climático, con recursos más escasos y reduciendo el impacto de la producción de alimentos “es necesaria una política alimentaria que vaya de lo local a lo global”, según UPA, que apueste por los modelos “más sostenibles y eficientes”, lo que a su juicio representa el modelo familiar de pequeñas y medianas explotaciones agrícolas y ganaderas.

El reto es producir más con menos. Para ello es imprescindible, según esta organización, “proteger a los modelos más sostenibles y eficientes, más diversos y cercanos a los ciudadanos, y más modernos y competitivos. Todos esos factores los cubre la agricultura familiar en España y en Europa”.

Un medio rural participativo y activo

UPA hacía llegar sus propuestas y demandas en la pasada Cumbre del G20, junto a organizaciones de agricultores y ganaderos de todo el mundo. El reequilibrio de la cadena agroalimentaria, las herramientas frente al cambio climático, la investigación y la innovación o el acceso a la tierra son los principales retos a los que deberán hacer frente los sistemas alimentarios.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha hecho también llegar sus propuestas a la Cumbre que se celebra hoy en Nueva York a través de la Organización Mundial de Agricultores (OMA-WFO) que ha suscrito una “Declaración de los Productores de Alimentos” en la que ponen en valor lo que aportan los agricultores y ganaderos de todo al mundo y lo que demandan para garantizar su futuro.

Fuente: www.upa.es