Cada vez es más frecuente que los usuarios se decanten por realizar reformas en el hogar o rehabilitar la vivienda directamente, con el fin de hacerla más cómoda y confortable, a la par que pueden darle un toque más moderno, práctico y funcional.

A medida que ha ido pasando el tiempo, la tendencia en relación con las viviendas ha cambiado. Si antes era habitual comprarse una nueva con mejores prestaciones, en la actualidad es más frecuente que los usuarios se decanten por hacer una reforma, con el fin de poner la casa a su gusto y contar con mayores comodidades y prestaciones.

En este sentido, hay que tener en cuenta que las reformas que se pueden hacer en el hogar son de muchos tipos, desde algunas específicas para habitaciones o zonas concretas, hasta otras integrales. En cualquiera de los casos, lo ideal siempre es trabajar con profesionales expertos en el sector, con el objetivo de tener todas las garantías a la hora de iniciar dicha obra.

Si bien, para asegurarse que la reforma cubrirá todas las necesidades, es importante tener en cuenta una serie de aspectos clave para elegir una buena empresa especializada en el tema.

Experiencia

Sin duda alguna, esto es un factor clave, puesto que cuando se quiere realizar una reforma en casa, lo mejor es contratar una empresa con experiencia en el sector, que cuente con excelentes servicios y sepa captar la idea del cliente desde el primer momento. Para verificar todo esto, es importante ver su web y así conocer de primera mano todos los proyectos en los que han participado.

Seguridad

A la hora de elegir una empresa de reformas, esta debe ser fiable y segura, es decir, que cuente con el compromiso de llevar a cabo todas las tareas, tal y como ha indicado el cliente, además de cumplir con los plazos de entrega o de no alterar el presupuesto disponible en cuestión.

Diseño

La empresa elegida debe entender perfectamente el diseño propuesto por el cliente, sabiendo que deben tener arquitectos especializados para asesorar y garantizar que todo lo que se llevará a cabo no presentará problema alguno.

Presupuesto

Otra de las cosas importantes a tener en cuenta es cerrar un presupuesto previo. En este sentido, se debe elegir una empresa que cumpla con todo ello, y que además, ofrezca una excelente relación calidad-precio en sus servicios.

Servicio integral

También es importante que la empresa se encargue de todo el proceso de la reforma, desde la elaboración del proyecto, hasta incluso conseguir las licencias y los permisos necesarios para las obras. Sin olvidar que debe disponer de profesionales de todo tipo, tales como pintores, fontaneros o electricistas.

Amplio catálogo

Como ya se ha comentado, cuando una persona decide realizar modificaciones en su vivienda, las reformas pueden ser de muchos tipos, algunas más concretas, otras más generales, e incluso 100% integrales. En este sentido, se debe elegir una empresa que ofrezca la posibilidad de realizar reformas de baño, de cocinas, integrales, rehabilitaciones de fachadas o incluso instalación de sistemas de aislamiento.

Certificaciones

Una empresa de reformas adecuada debe estar perfectamente homologada y contar con las certificaciones correspondientes para poder desarrollar las tareas indicadas. Es esencial elegir una entidad que esté inscrita en el REA, por ejemplo, es decir, en el Registro de Empresas Acreditadas, ya que esto no solo llevará al cliente a saber que cuenta con un grado de seguridad, también es importante porque esto acredita que la entidad es solvente.

Garantías

Finalmente, una empresa de reformas debe ofrecer diferentes periodos de garantías, con el fin de arreglar los desperfectos que puedan ocasionarse tras las obras. 

En este caso, los tipos más habituales son tres. En primer lugar, la garantía de un año, que es la que cubre los desperfectos que pueden derivar de la propia reforma; también está la garantía de tres años, que cubre desperfectos generales que dificultan poder vivir en la casa, tales como humedades; y la garantía hasta por diez años, que suele ser la que ofrecen las grandes empresas que se encargan de cubrir desperfectos en temas estructurales.